mujeres

Ante la gran aceptación que tiene las páginas de contactos, como fuego de vida,  quiero referirme a una situación que encuentro a menudo en sus usuarios.

Muchos de los hombres que entran en ella se comportan de una manera peculiar: no dan la cara pero en cambio sí quieren que las chicas lo hagan.

 ¿Qué quiero decir al mencionar que no muestran su rostro, acaso me refiero al no colocar fotos en su perfil? Esto podría ser un punto, pero hay otro, y es su nombre y su correo. De todos nosotros es conocido que la gran mayoría de nosotros, cuando vamos a entrar en una página de citas, creamos una cuenta de correos nueva, solo para ese uso, y elaboramos un perfil que no es precisamente lo que somos, aunque se le parezca un poco. Evito siempre generalizar, por eso me atrevo a asegurar que el 85% de los que estamos en ellas, actuamos así.

¿Cuál es el miedo, o la prudencia?

– Tenemos una vida familiar que impide estas relaciones, porque somos casados, estamos comprometidos o tenemos hijos mayores de edad y preferimos mantener privacidad en este juego de seducción.

– Con una vida social activa, nuestros amigos podrían hacer uso de esto para hacernos cachondeo, por eso no queremos que se descubra.

– Nuestro trabajo es muy formal y tememos que el perfil colocado en estas webs de citas llegue a nuestros compañeros o jefes, pues, ¡quién sabe!, quizás muchos más estén en lo mismo y nos reconozcan.

– El barrio donde vivimos es muy delicado en el ambiente familiar, algún vecino puede reconocernos, mejor quedar en secreto lo que hacemos.

Estos son solo algunos ejemplos, puede haber más. En fin, que el hombre no se muestra transparente, ¿por qué entonces quiere que nosotras lo hagamos?

Hay un aspecto muy importante en estas webs de citas y es la facilidad que tenemos para la selección. Podemos tener contacto con varios hombres pero al final escogemos a quien nos dé la gana y a ese, solo a ese, nos descubrimos cuando vayamos a dar el paso definitivo del encuentro, ¿es mucho pedir?

Conozco a muchas chicas desesperadas por encontrar una pareja, lo mismo porque necesitan a un hombre para el sexo que para tenerle a su lado en vacaciones, salidas con amigos y compensar los días de ocio.

Lamentablemente, los hombres para sexo aparecen con más facilidad, no así los que están dispuestos a compartir el día a día con las mujeres. El compromiso se ha convertido para ellos en un problema y los motivos que tienen son muchos. Para las que desean ese compromiso, los obstáculos que ponen los hombres son banales, ellas necesitan sentirse amadas y protegidas, lo demás no viene al caso en sus pensamientos.

Y ahí está el dilema, ellos que no y ellas que sí. Por eso muchas relaciones terminan casi tan pronto como empezaron y las chicas suman fracasos tras fracasos. Llega el momento en que, o se desesperan temiendo llegar a mayores sin encontrar su pareja, o deciden rechazar todo tipo de intento porque decidieron desistir. No podemos decidir cuándo ni dónde vamos a conocer a alguien con quien acabaremos pasando la vida, y las sorpresas llegan cuando menos lo esperamos, entonces, ¿vale la pena obsesionarnos con esa búsqueda?

Muchas veces, muchísimas, encontramos la pareja cuando menos lo imaginamos, y no la hallamos cuando desesperamos buscándola. Pero como la casualidad se aleja y no queremos llegar a ancianas esperando que nos llegue, yo aconsejo a mis amigas que busquen una pareja en su día a día, bien, pero que vayan también a lo seguro en una página de contactos. En ellas, es muy difícil no encontrar a alguien, quizás tengamos que hacer varias pruebas, como intercambio de mensajes, citas, indagaciones, elecciones, todo vale, pero el 80% de los que acuden a estas páginas sí encuentran lo que desean. Vale la pena probar, cuesta poco y están al alcance de todas.

La libertad personal femenina no es la que proclaman las leyes, sino la que sienten las chicas en su propio cuerpo. Esta libertad es el frescor individual de chicas quienes cuelgan en las redes sociales su selfie denominado “the toples tour”. No hay otra garantía para ese placer.

Solo tienes que buscar el lugar idóneo que te sirva de fondo y preparar la cámara, quitarte la sudadera y libre de ropas el torso, de espaldas, ¡flash!, que dispare la cámara. Ya tienes tu selfies más sexy y arrollador del verano.

Como se supone que quieres presentar el lugar al que visitas, es perfecto buscar ese sitio al aire libre que te impacta, sin dudas. ¿Dónde vas estas vacaciones? Cualquier sitio que escojas es perfecto para tu «the toples tours», y te voy a dar muchas ideas de cómo escoger el lugar perfecto, aunque, te aclaro, puedes hacerte todos los que quieras en ese sitio, en todos estará tu espaldas a la foto, en toples, pero frente al lugar que quieres mostrar, una sensación de libertad femenina  es lo que quiere mostrarse con este selfie.

Muy común en las páginas de las redes sociales es este selfie en las playas, ya que el verano invita a ello, frente a una cala, en un yate, en una montaña, frente a la ciudad desde lo alto en un balcón de hotel, en una azotea, en fin, son comunes pero se ven muy bien y gustan muchísimo. Pero puedes hacerlo en otros sitios, como estos:

Haciendo submarinismo bajo el mar, frente a los peces.

En medio de un bosque.

En un paraje de arenas parecido al desierto, puedes escoger las dunas de la playa.

Frente a un río, o un pantano.

Mirando una fuente que expulsa el agua.

Entrando a la puerta de un castillo medieval.

Dentro de un prado de flores.

Sobre un coche en medio de la carretera desierta.

Subiendo una calle estrecha de un pueblo histórico.

Saliendo de una cueva.

Bajo una cascada de agua.

En fin, estos selfies se han visto ya en las redes socailes, pero no son muy comunes, por eso, si quieres impactar a tus amigos de Instragan, escoge entre estos y busca nuevos paisajes, te asombrarás de lo maravillosa que te sientes cuando posas de espaldas con tu pecho desnudo, frente a tu paisaje.

Para saber el nivel de daño que hacen los celos en el cerebro, se han hecho estudios que como resultado demuestran una afirmación que muchos aún no comparten: los hombres son más celosos que las mujeres.

Es decir, ellos los sufren más y les hace más daño que a ellas, y creo que es puntual explicar algunas cosas sobre el tema.

Las últimas investigaciones que se han realizado, no solo abarcan a los hombres de este siglo, sino que se remontan al hombre desde tiempos antiguos, y nos indican que hay diferencias entre los celos masculinos y los femeninos, basados en análisis de genes.

Hombres celosas fuegodevida
Hombres celosas fuegodevida

En la actualidad, parece que se piensa que las mujeres son más celosas, pero un estudio demostró lo contrario.

Un investigador, apoyado por un equipo de trabajo, pidió a un grupo de hombres y de mujeres que imaginaran a su pareja “haciendo el amor con otro hombre. Una vez concentrados, se pudo apreciar el ritmo cardíaco de cada uno de los presentes en el experimento, y no solo ese ritmo, sino también otras reacciones como expresiones en el rostro y en las manos.

Los hombres demostraron más ira, más dolor y más interiorización del sufrimiento que las mujeres, con solo imaginar a sus parejas en brazos de otro hombre. Hablar, hablaban poco, pero por dentro sentían crecer su dolor. Los datos policiales arrojan que cada vez son más los que adoptan actitudes brutales que son penadas por la ley, por haber obrado guiados por los celos causando daño a sus parejas.

Las mujeres también lo sufren pero no en la misma medida. Ellas no acuden a actitudes bruscas, aunque sí verbalmente son las que se llevan todos los puntos: una vez que se sienten engañadas, atacan con palabras va su pareja y a quien se les ponga delante.

Otro detalle curioso y a tener en cuenta fue el segundo paso dado por este equipo: se les pidió a ambos sexos imaginar a su pareja teniendo relaciones homosexuales, y el resultado fue increíble: Los hombres, dispararon sus deseos eróticos, la hormona del placer aceleró su reacción con solo imaginar a su pareja y a otra chica teniendo relaciones sexuales. En cambio, las mujeres en su mayoría, no sintieron nada de dolor ni de felicidad, mientras que más bien hubo rechazo hacia su media naranja.

Es difícil no estresarnos en nuestro tiempo cuando esta sensación inquietante es uno de los males de la civilización, sobre todo en zonas urbanas. A las mujeres nos toca más la carga en ese estado que preocupa siempre, y las razones no son aún muy estudiadas.

Sí sabemos que algo que nos estresa es el hogar y sus responsabilidades, también la familia cuando tenemos hijos o padres a los que atender. Poco caso se le ha hecho a la hora de encontrar pareja, asumiendo que hombre y mujer se preocupan igual cuando no es así, precisamente.

Mujeres estresadas
Mujeres estresadas

En una cita de pareja, sobre todo la primera cita, la reacción masculina no es igual a la femenina. La chica es más vulnerable a sentirse angustiada, y le preocupa mucho el mantener una conversación con alguien del sexo opuesto. Las mujeres, lo pasan entonces peor que los hombres porque quieren impactar, necesitan encontrar de una vez a quien desean para pareja. Para encontrarse bien consigo mismas, se preocupan por la ropa que lucirán, el peinado, los accesorios y hasta en su manera de conversar.

En el hombre es otra la situación. Generalmente, les da igual cómo sea la chica porque lo de ellos es encontrar a alguien con quien sentirse bien y si no funciona, se vuelve a intentar, así simplemente.  Es la vida para ellos. El solo hecho de saber que alguien va la cita, solo les  preocupa al pensar si tendrá los pechos o el culo grande, y para nada les interesa si va sexy, bien peinada, o si es inteligente. Salvo el caso de que sea una cita para matrimonio, es que pensará con más seriedad ese encuentro novedoso.

 

Aún falta mucho por conocer el enigma de la eyaculación femenina, al punto de que si buscamos el nombre que debiéramos darle al líquido alcalino expulsado por la mujer durante el orgasmo, y que moja su vagina durante el coito, no lo encontramos. Se dice que es un fluido vaginal y así debemos llamarle.Algunos lo mencionan como eyaculación femenina.

Fluidos Vaginales
Fluidos Vaginales

Para el hombre, la palabra que designa su orgasmo es eyaculación, con la expulsión del semen y no hay otra manera de imaginarlo como no sea la conocida: pene erecto y expulsando un líquido espeso de color nacarado. Pero imaginar a la mujer en esa expulsión es menos conocida. Primero, por la ausencia de un nombre femenino para su orgasmo y segundo, porque hay mucha teoría y mucha variación en como se produce ese proceso.

Según dicen, algunas mujeres expulsan algunas gotas de ese fluido, mientras otras pueden expulsar la cantidad similar que contendría una taza de leche. Es imposible imaginar tanto pero incluso, se aconseja que se utilicen sábanas protectoras para el colchón y tener presente toallas para limpiar la vagina cuando la cantidad de su fluido es grande. También es bueno conocer que a más cantidad, más fluido será el líquido, al punto de tornarse casi transparente.

El hombre acostumbrado a tener sexo con mujeres de abundante humedad y secreción, no concibe que otra no sea igual, y lo mismo sucede en el caso contrario. No es de extrañar, son situaciones muy dispares pero parece que sí suceden.

Otra cosa son las escenas de sexo que muestra la pornografía donde se ven a mujeres expulsando cantidades enormes de líquido. Esas imágenes están manipuladas y el motivo es que el hombre quiere ver a una mujer chorrearse y se excita mucho más con esas vaginas expulsando gran cantidad de líquido viscoso, una situación que muchos especialistas tildan de anormal pero que el hombre común lo cree y lo necesita para estimular más sus deseos sexuales.

7 2177

Quien diga que nosotros, los varones del universo terráqueo, no sufrimos, es un gran mentiroso. Nosotros lo tenemos muy mal también en cuanto a sufrir y llorar, aunque no caigan lágrimas de nuestros ojos. Esto que digo es la pura verdad, aunque las mujeres griten y griten que somos mentirosos, nosotros mentirosos, si ellas son las corruptas y las que más falsedades hacen en el mundo.

Los hombres también sufren por amor
Sufrir por amor

Tengo justificados motivos para expresarme así. Con solo un ejemplo lo diré, ¿se han detenido a ver alguna ver la TV basura? ¿Quiénes son las que forman todo el lío, quiénes son las infieles, las malas amigas, las ladronas de cuentas bancarias masculinas, las que reclaman y hacen lo imposible por cobrar una herencia, las que abandonan y dejan a todos colgados y las responsables de  tantos fracasos? Ellas, ellas y ellas.

Lo mejor de todo es que en el mundo se alzan las voces de las feministas asegurando que la mujer es maltratada y que el hombre, especie destinada a desaparecer, es un malvado y nunca sufre, ellas sí, las pobrecillas.

Pero nosotros sí sufrimos y mucho, ¿saben por qué causa? por las mujeres, solo por ellas.

Aquí expongo los distintos motivos, pues sufrimos por:

– Las chicas que no podemos alcanzar. Mirar a esas chicas guapísimas que se ven en el cine, en las redes sociales, en la calle y hasta en el edificio y no poder tocarlas es una tortura, de las peores.

La mujer que nos pone los cuernos. El hombre que desconoce tanta humillación no sufre pero los que sabemos que nos han dejado la cama caliente con otro cuerpo, a llorar a mares. Muchas de las parejas que mantienes aventuras lo hacen en fuegodevida, parejas que desean mantener una segunda vida paralela a la «realidad».

La corrupta que nos chupa el dinero de la cuenta bancaria. A veces son tan engañosas que nos engañan sin nosotros percatarnos  pero exprimen nuestra cartera y se llevan todo, o casi todo.

– La liberal, que nos dice en la misma cara que no servimos en la cama porque no ha llegado al orgasmo, ¿qué se cree ella, que nosotros no hacemos un buen papel? Pues sí, eso creen.

Impotentes. ¿Qué mayor martirio para un hombre que estar con una chica guapísima a reventar, en la cama, y no levantar presión en el pene? Vamos, que es para llorar y llorar.

– No tener dinero para darle sus gustos. ¿Quieren cenas lujosas? ¿Quieren el mejor abrigo del mercado? ¿Que un coche nuevo? Ay, qué dolor, no poder tener miles de euros para darles sus gustos y que caigan rendidas a nuestros pies.

Me encantan las mujeres y seducirlas es hoy mi único y voraz entretenimiento, ¡qué gozada  atreverme a conquistarlas, que se hagan las difíciles y lograr al fin llevarlas a la cama! , ¡me siento todo un superhéroe de taquillazo!

Si la chica es joven, la disfruto como un bomboncito para chuparlo y recrearme con él, ¡esa piel tan suave, tan lisa, sin nada del paso del tiempo y firme los músculos es irresistible!. La mujer de cerca de los 30, es una potente bomba con experiencia y fuego en su mismo punto, excelente para cualquier conquista. Y las que han llegado a los 50…wow, ahí sí me detengo, hay mucho más de lo que imaginamos.

Estas mujeres han llegado enteritas  a esta edad y a base de ejercicios, cirugías y maquillaje diario, se mantienen como si fueran de 30, pero con muchas más ventajas.

– Conocen todos los trucos para hacerme todo lo que quiero en la cama, sin necesidad de pedir, no se cohíben por probar posturas poco convencionales, sado maso y cualquier juego sexual que se haya inventado,   y para postre, ¡ algo de su propia cosecha! 

La aventura sexual la disfrutan como si fuera la única e irrepetible, por eso se entregan a todo sin cortarse en lo más mínimo.

Mayores de 50 años
Mayores de 50 años

Citarme con una mujer de 50 años me da ventaja en muchas cosas, ellas se conforman con poco aunque sí hay que ser cariñoso y decirle todas las palabras dulces y de halago que me vengan a la cabeza, se ponen a mil con estos gestos.

Son muy generosas en los pagos, casi todas tienen suculentas cuentas bancarias que han sumado por años y es el momento de  disfrutar para ellas, si es con un chico joven y atrevido como yo, ¡mejor!

– Para proyectos de todo tipo van de primera línea, igual me invitan a un estación de invierno en los Alpes Suizos que disfrutar de una cena de lujo en la torre Eiffel.

– Y para ser aún más complacientes y generosas, no me piden fidelidad, prefieren la locura de fin de semana y hasta que nos volvamos a ver, ¡son la mejor nota de mi concierto sexual! ¿quieren seguirme?

 

 

Avanzando este fabuloso siglo XXI notamos una enorme tendencia femenina que no deja indiferente a nadie. Las mujeres que pasan de los 50 años, se olvidan de los problemas de la menopausia y también buscan sus ligues en las redes sociales, como si estuvieran viviendo  una segunda juventud.

Llevadas a una situación de dependencia al esposo y a los hijos durante algunas décadas, llega la hora de pensar en sí mismas  y de revivir esas ansias juveniles por el placer, que tantas veces quedó eclipsado al paso de los años. Un buen número de mujeres en el mundo, sobre todo en los países más industrializados, se encuentran sin pareja al llegar a la quinta década de vida porque decidieron no atarse a  los cánones matrimoniales o porque decidieron romper de una vez con parejas nada satisfactorias. En otros casos, son ellos los que se han marchado del hogar.

Mujeres de 50
Mayores de 50 años

Sea un caso u otro, más del 60% de las mujeres de esa edad ven llegar una etapa de sus vidas donde necesitan cariño, compañía ocasional y sobre todo, sexo. ¿Se imaginan cuánta experiencia acumulada tienen todas las que se han visto solas por años? En la soledad de sus noches, han soñado con una pareja ideal, lo que harían, a lo que se atreverían si llegaran de nuevo a encontrar quien les restituya ese placer y, llegado el momento del encuentro, están dispuestas a no desperdiciar ni un minuto.

Una cita con una mujer madura suele ser más intenso que el sexo que se tenga con una mujer más joven. Ellas están dispuestas  a dar mucho más de sí, porque quieren experimentar todo lo que se ha quedado guardado. Además, si es un hombre más joven y guapo, es increíble como reaniman sus apetitos convirtiendo la relación en un verdadero volcán en erupción.

También hay algo curioso en las mujeres que pasan de los 50 años. Se arreglan tanto, que parecen más jóvenes y lucen muchas veces tan guapas como una treintañera, por lo que resulta difícil que el hombre las deje escapar.

3 1642

La endometritis es la inflamación que se produce en el endometrio, una fina capa de piel que cubre la vagina durante la regla. Es una enfermedad muy dolorosa y extremadamente delicada, por eso, hay que atacarla a tiempo.

Además de dolor muy molesto, también hay que tener en cuenta que hay inflamación de la pelvis, por eso las mujeres que la padecen se sienten muy mal durante estos días menstruales y hasta pueden llegar a tener fiebre, un índice claro de que hay infección. También el sangrado es intenso, con secreciones vaginales, olor desagradable y molestia general en el cuerpo.

LAS CAUSAS

Las causas de la endometritis están dadas por una infección, por eso hay que acudir de inmediato a poner cura cuanto antes para evitar males mayores. Esa infección la pueden provocar:

Bacterias vaginales, como la clamidia, que se contrae como una enfermedad de trasmisión sexual. Por cierto, una persona infestada por esta bacteria contagia a su pareja lo mismo por el sexo oral, vaginal o anal.

Alteraciones en el endometrio por dispositivos. Una de las causas por las que se trata de evitar los abortos es porque pueden provocar una herida en el endometrio, con su consecuente perforación que desprotege al útero. Lo mismo puede pasar también en partos y hasta al insertarse un dispositivo de DIU.

Enfermedades sexuales
Enfermedades sexuales

QUÉ HACER ANTE LA DUDA

Ante los primeros síntomas, acudir de inmediato a un especialista, pues el tratamiento es intensivo y cuanto antes, mejor. El reposo acompañado de la cura es muy favorable también, pero sobre todo, cuando está producida por bacterias o parásitos, la pareja tiene que someterse también a los controles, de lo contrario, la cura no surte el efecto deseado y se repite el mismo ciclo de la enfermedad hasta ser erradica completamente.

Algunas mujeres que  mantienen endometritis por mucho tiempo sin atender a su salud, pueden llegar a perder la vida por una infección generalizada provocada por la despreocupación y el descuido total.

Aunque están de moda los sobres como bolsos para las salidas de lujo y  las formales, hay que buscar bien uno para una cita que pueda servir de neceser,  porque al paso de las horas ya no estamos perfectamente arregladas. Saber qué necesitas llevar es fundamental para encontrarte agusto.

Neceser para una cita

Los maxisobres se llevan hoy y todas las marcas los ofrecen en diversos tonos y diseños. Elige el tuyo siempre que sepas que podrás llevar en él: un minicepillo, un espejo pequeño, maquillaje para retocarte, perfume, toallitas desmaquillantes, algún quitamanchas, crema para la piel de las manos, condones, y por supuesto, tu móvil y cartera. Nadie sabe cómo terminará la cita, por si acaso, no vayas desprovista de dinero

Si miras bien la lista, notarás que es extensa y seguro que te preguntas ¿necesito un maxibolso?. No tiene que ser precisamente un maxisobre a veces podemos llevar de todo en un espacio reducido, si lo preparas con tiempo todo cabe en lo que lleves como complemento.

Hay mujeres que desean lucir aún más sexy al paso de las horas y se atreven a cambiar el maquillaje. No es aconsejable que en una cita, sea con un desconocido o con el hombre con el que has tenido varias citas anteriores, decidas cambiar el maquillaje de tu rostro, el resultado es fatal. Ellos se percatan en seguida de que quieres lucir de varias maneras y por una parte, mostrarás que haces lo imposible por agradar y le estás dejando en bandeja de plata tu obsesivo interés.

Muéstrate lo más natural y relajada posible, si ves que no resulta, no pasa nada, no era tu día ni tu chico. Siempre habrá una segunda oportunidad para encontrar pareja en las páginas de contactos por Internet.

 

 

 

 

La estimulación perfecta para una mujer son las caricias en sus pechos. Los senos de una mujer es la zona más atractiva y sensual para la mayoría de hombres. Son una zona erógena con multitud de terminaciones nerviosas las cuales permiten que la sensibilidad llegue a extremos impensables por el ser humano. Los senos de una mujer, si se manosean y tocan correctamente la pueden preparar para recibir el orgasmo.

Cuando te tocan los senos con ternura y sensualidad provoca que la líbido aumente sus niveles, incluso llegue a triplicarse. Son muchas las mujeres que se quejan de sus parejas porque no saben tocas los pechos, no saben provocar  placer  y sólo causan dolor.

 

 

Trucos para manipular sexualmente un pecho:

-Acarícialos durante un tiempo prolongado.

-La caricia debe ser muy sutil, delicada y suave. Cuanto más potencies estos cualidades más intensa será la caricia.

-Debes exteriorizar tus sentimientos. Demuestra que tocar los pechos a tu pareja te excita a ti también.

-Cuando tu chica ya está un poco más cachonda, puedes poco a poco  realizar caricias más duras incluso más rápidas.

Debes tener en cuenta que en el periodo de la menstruación los senos se vuelven más sensibles y cualquier caricia puede resultar desagradable.

3 1293

A los hombres les encanta que las mujeres sean positivas, que irradien seguridad y optimismo por los cuatro costados.

El lenguaje corporal influye mucho en esa apariencia. Caminar con el cuerpo recto, la vista al frente y el paso seguro, demuestra que eres una mujer fuerte y que contigo todo es posible. También al hablar demostramos quiénes somos y qué somos capaces de lograr.

Evita algunas palabras o frases que atenten contra ti. Entre estas se encuentran, podría ser, debería hacerlo, tal vez, y otras por el estilo. En vez de ofrecer duda o negación, afirma todas las veces que puedas, , como el tan usual no lo he pensado aún, que debieras decir, ya lo pensaré.

Las mujeres que conquistan más  a los hombres son estas que se muestran seguras de sí mismas y hablan en positivo porque  lucen más atractivas. Si quieres saber por qué, te digo el secreto:  el buen rollo impacta y contagia.

Sin que la mujer sea adicta a la bebida, un buen cóctel en una cita logra efectos increíbles sobre su cerebro, que una vez en función de sus placeres sexuales, saca lo más salvaje de su cuerpo.

La bebida estimula sus hormonas y le proporciona un calorcito especial que recorre su cuerpo cuando un hombre la besa, le toca sus zonas erógenas y le dice palabras picantes al oído.

Si te gustan las bebidas preparadas y a tu pareja también, prepara en casa algunos de los más famosos cócteles del mundo que han seducido a las mujeres más difíciles y han logrado los ligues más asombrosos.

Blue Hawai. Refrescante, con sabor afrutado, es excelente para las chicas sensuales. Coloca en una coctelera dos partes de ron, dos de zumo de piña, una parte de curazao azul, y otra de zumo de naranja. Añade cuatro trocitos de hielo. Agita durante unos segundos y decora la copa con una rodaja de piña.

Strawberry daiquiri. Es una exquisita bomba para el sexo. Coloca en una licuadora dos partes de ron blanco, una parte de triple seco o Cointreau, una parte de zumo de limón, media cucharadita de azúcar y cinco fresas. Por último, cinco cubitos de hielo. Procesa en la licuadora hasta que se ponga la mezcla con textura aterciopelada. Es ideal servirlo en una copa escarchada.

Mojito. Es refrescante y si la chica no se inclina mucho a la bebida, favorece este trago que es más suave y más femenino. En un recipiente de cristal que puede ser la propia copa para beber , mezcla cuatro partes de ron blanco, dos cucharaditas de azúcar, una taza de hielo picado y una cucharada de zumo de limón. Con una cuchara de cócteles mezcla todo, incorpora una ramita de hierbabuena y continúa revolviendo un poco más hasta disolver todo el azúcar. Añade por último cuatro  partes de soda o de agua mineral.