Ante la gran aceptación que tiene las páginas de contactos, como fuego de vida,  quiero referirme a una situación que encuentro a menudo en sus usuarios.

Muchos de los hombres que entran en ella se comportan de una manera peculiar: no dan la cara pero en cambio sí quieren que las chicas lo hagan.

 ¿Qué quiero decir al mencionar que no muestran su rostro, acaso me refiero al no colocar fotos en su perfil? Esto podría ser un punto, pero hay otro, y es su nombre y su correo. De todos nosotros es conocido que la gran mayoría de nosotros, cuando vamos a entrar en una página de citas, creamos una cuenta de correos nueva, solo para ese uso, y elaboramos un perfil que no es precisamente lo que somos, aunque se le parezca un poco. Evito siempre generalizar, por eso me atrevo a asegurar que el 85% de los que estamos en ellas, actuamos así.

¿Cuál es el miedo, o la prudencia?

– Tenemos una vida familiar que impide estas relaciones, porque somos casados, estamos comprometidos o tenemos hijos mayores de edad y preferimos mantener privacidad en este juego de seducción.

– Con una vida social activa, nuestros amigos podrían hacer uso de esto para hacernos cachondeo, por eso no queremos que se descubra.

– Nuestro trabajo es muy formal y tememos que el perfil colocado en estas webs de citas llegue a nuestros compañeros o jefes, pues, ¡quién sabe!, quizás muchos más estén en lo mismo y nos reconozcan.

– El barrio donde vivimos es muy delicado en el ambiente familiar, algún vecino puede reconocernos, mejor quedar en secreto lo que hacemos.

Estos son solo algunos ejemplos, puede haber más. En fin, que el hombre no se muestra transparente, ¿por qué entonces quiere que nosotras lo hagamos?

Hay un aspecto muy importante en estas webs de citas y es la facilidad que tenemos para la selección. Podemos tener contacto con varios hombres pero al final escogemos a quien nos dé la gana y a ese, solo a ese, nos descubrimos cuando vayamos a dar el paso definitivo del encuentro, ¿es mucho pedir?

¡Qué puede desear más un hombre como no sea una mujer atractiva a su lado, quitarle la ropa y tener sexo con ella hasta el amanecer! Sí, es un gusto al que ninguno escapamos, pero una mujer guapa todos los días ¡también aburre!

Si no me creen, pregunten a mis amigos, mis vecinos, y conocerán todas las respuestas. A veces, simples detalles  o la ausencia de una mujer nos divierten más:

Fantasear: ¡Es la clave  para imaginar el orgasmo mejor guardado! Orgías, tríos, chicas besándose entre sí, ser solo actor visual de una relación bien picante entre varias parejas, atrevernos a las prácticas del masoquismo para disfrutar como nuestra pareja sufre y goza a la vez, todo esto y más logra mejores deseos para el sexo que una mujer guapa entre los brazos.

Lo prohibido: ¡He aquí otro puntillazo para lograr los mejores orgasmos! Si el sexo es con la chica prohibida, mejor aún: la compañera de trabajo, la amiga de la novia, la novia del amigo, la vecina, la canguro, la mujer del jefe, cualquiera de estas situaciones fascina al punto de lograr una relación sexual loca sin límites para el placer.

Sexo al aire libre: Una chica guapa, al estilo de esas divas que aparecen en internet y en las revistas, te deja alucinando, es cierto, pero así te la imaginas desnudándose con calma, con lencería sexy, en una habitación de lujo porque ellas mismas son un lujazo, sí, esto mola y mucho. Y también mola, y hasta mucho más, la chica corriente con que nos podemos enrollar para llevarla a la playa y tener sexo en al arena, en el agua, o llevarla a la terraza en la tarde de otoño para gozar del sexo al aire libre fresquito y calentarnos en un dos por tres, quitarse las ropas necesarias, poseerla mientras el ambiente te llena de placeres por el morbo del lugar.

Cita única en Fuego de vida: En esta página de contactos hay cientos de chicas que si bien no son tan guapas, sí son muy calientes y saben lo que quieren, además, saben qué dar al hombre para que todo sea intenso, picante, inolvidable. Descubre Fuego de vida real y deléitate.

 

Para los hombres que mantienen una vida estable pero no satisfactoria en el sexo, la única solución para sentirse sexualmente feliz es buscar una pareja ocasional y no una amante que requiere cierto compromiso.

Las mujeres, según algunos hombres, son una “caja de sorpresa” muy bonita y apetecible, pero esconden un problema y ahí es donde está nuestro error. Aunque te digan ellas que “solo quieren una aventura, una relación eventual, nada serio”, y otras muchas palabras, jamás te dejes convencer: Cuando pican, quieren seguir comiendo, ¿te vas a arruinar tu vida por una mujer que deja de ser automáticamente especial para convertirse en tu nueva discordia personal?

Es cierto que la monogamia es aburrida, lo sabemos bien tú y yo, no te invito a semejante tortura, solo te quiero abrir los ojos para que disfrutes de la vida sexual con una segunda mujer, que tu relación sexual sea sin censura, excitantes, como debe ser. El primero y el último, llevar tu cuerpo a todo tipo de sensaciones y sobre todo, disfrutar sin reglas.

Solo en una relación sexual ocasional se vive todo tipo de contacto, se disfruta todo tipo de deseos, sin inhibiciones, aunque se tracen patrones de límites. Es lógico, ¿quién busca una cita fogosa para hacer lo mismo que con su pareja?

La prueba de este convencimiento, está en los usuarios de las páginas de contacto. Si estos sitios webs incrementan sus perfiles de hombres y mujeres, es que hay buena seguridad al renovarte con cada cita y dejar de lado todo tipo de compromiso, por muy pequeño que sea. La vida sexual mejora si te dejas llevar por este tipo de encuentros, cada vez más apetecibles.

Los beneficios son tantos y tan buenos, que puedo concretarlos en pocas palabras: seguridad personal, variedad, más experiencia, placeres al límite, posibilidad de escoger lo que deseas. Añádele tú las otras ventajas, te aseguro que las encontrarás.

La chica que conociste en una página de contactos aceptó tener una cita contigo y convertir todo el deseo acumulado en pasión de alto voltaje. Es hora de que prepares bien el encuentro para que se repita, tú lo deseas y ella también, ¡no podéis echarlo a perder!

– Elige el lugar adecuado a sus gustos y a los tuyos. Deben hablarlo y no pensar ya en sorpresas, deja eso solamente para cuando os veáis cara a cara. Como es seguro que han hablado de preferencias sobre lugares, elegir un sitio adecuado ayuda a que cada momento fantaseado se haga realidad.

– Busca y selecciona esas posturas sexuales que la volverá loca de placer, cuando se llega a una cita después de mucho cachondeo por mensajes no puedes ir a experimentar, tienes que ir a lo seguro. En este encuentro las mentiras dichas entre ambos no tienen ya espacio, solo el placer que sentirán los dos, por lo tanto, queda prohibido preguntarse sobre la vida privada ni sobre planes futuros. Esta cita está marcada por el placer y solo lo que sientan ambos marcará una segunda oportunidad de encontrarse.

– El tiempo también es importante para concertar una cita. Si estáis muy desesperados y solo disponen de poco tiempo, es posible que no pasen de un primer asalto sexual. En cambio, como han podido hablar sobre sexo en varias ocasiones por medio de mensajes, es preciso que se den el tiempo suficiente para poder sentir el placer que ambos desean y sacar sus más salvajes fantasías.

– Consulta antes con ella si está dispuesta a que utilices juguetes eróticos en ese primer encuentro. No es conveniente que creas que le gustará, aunque hayan hablado de ello y al final, ella se sienta tímida porque no pensaba encontrarlos. Si no los acepta, lo puedes hablar mientras tienen relaciones sexuales y preparar las condiciones entre ambos para continuar encontrándose.

El tiempo que invertimos decidiendo nuestra vida, nos llena de inseguridades que luego tienen efecto negativo para el futuro, y uno de los grandes problemas de esa inseguridad femenina es « la negación«, una lacra que afecta hoy a millones de chicas en el mundo.

Aprende a decir sí
Aprende a decir sí

Entre esas inseguridades diarias y que son comunes a casi todas nosotras se encuentran:

– Los alimentos que contienen grasas, azúcares, o incluso, sin tener concentración de estos dos elementos, si al comerse sumamos muchas calorías para una dieta estricta. Este problema afecta tanto a las famosas que es imposible no lo sufran también sus fans y las que somos chicas comunes.

– Frente al armario, comenzar a probarnos ropa e ir desechando la que no nos guste visiblemente. Nos miramos al espejo y nos vemos fatal, porque deja ver las cartucheras, o el busto no se ve perfecto, el largo no favorece a las piernas, la blusa demasiado convencional, en fin, es un dolor enorme la hora del arreglo para salidas importantes. Y toda esa ropa que apartamos, se queda en el desván para siempre. Lástima, mucha de esa ropa nos gustó hace muy poco y pagamos una buena cantidad por ellas.

– Ante cada invitación para una cita, son más las veces que nos negamos que las que aceptamos. Los defectos del chico nos llevan a esa decisión. Quizás no sea tan guapo, tememos que sea aburrido, no nos agrada para salir con él o estamos aún con el pensamiento en nuestro ex, una verdadera barricada para acceder a nuevas parejas.

Tantas inseguridades deciden por nosotras y solo llevan a una pérdida de tiempo y de experiencias, que merecen la pena. ¿Quién dice que no podemos darnos un capricho en los alimentos de vez en cuando? ¿Por qué no volvernos a probar la ropa otro día? A veces influye el ánimo que tengamos en la decisión.

Y en cuanto a las citas fuegpodevida , ¿qué pierdes con probar la relación con un chico en un bar, restaurante, o en una sala de fiestas? Es increíble lo divertidos que resultan muchas veces esos que no llaman la atención a primera vista. Además, en la cama hay muchas sorpresas, a veces los más guapos y con cuerpos de infarto son egocéntricos narcisistas que solo piensan en disfrutar ellos del sexo mientras tú quedas en cero. En cambio, el chico menos favorecido es un bombazo que siempre quieres repetir.

Las chicas se ponen preciosas cuando van a una cita: se duchan más que nunca, se perfuman, se maquillan, se visten como la mejor, ¿y nosotros qué hacemos?

 A veces nos preocupamos un poco, pero mientras en la mente de ellas está el hecho visual del primer momento como lo más importante, en nosotros solo está la imagen de la cama, ella desnuda y nosotros sobre ellas. Total, que si tenemos la polla bien grande y gorda, o sabemos mamar bien, lo demás no importa para ellas. ¿Me equivoco, amigos, o no es así como pensamos de la cita?

Tengo razón en el 70% de los casos, y para los que aún creen que con ellas no importa tanto la presencia en una cita, les digo que se equivocan, para las chicas la presencia del hombre sí vale. El hombre también debe verse sexy para provocar el deseo en una mujer y para ello no se necesita más que una buena ducha, para que ese olor a limpio le salga por cada poro. Si a ello le añadimos un poco de perfume agradable, vamos mejor.

Citas fuego de vida
Citas fuego de vida

Esa imagen debe completarse con la ropa, también limpia, bien peinado, aunque hoy algunas se excitan un poco con el chico del pelo al aire y la barbita de tres días, pero una cosa es como lo ven en la calle y otra es ir a la cama con ellos.

Quitarse la ropa poco a poco, vale si la escena es de cariño y mola la situación morbosa y lenta, otras veces, la rapidez y el desespero hace que la ropa se vaya cuanto antes del cuerpo, pero si la cita lleva si su tiempo, ¿para qué apurarse? Tendríamos que mirar un poco de pelis eróticas, no pornográficas, para saber de qué va esto. Cuando el hombre se quita la ropa, debe quitársela despacio, con algo de ensayo,  nada de quedarse en  calcetines, porque entonces sí que se les acaba la pasión.

Es difícil no estresarnos en nuestro tiempo cuando esta sensación inquietante es uno de los males de la civilización, sobre todo en zonas urbanas. A las mujeres nos toca más la carga en ese estado que preocupa siempre, y las razones no son aún muy estudiadas.

Sí sabemos que algo que nos estresa es el hogar y sus responsabilidades, también la familia cuando tenemos hijos o padres a los que atender. Poco caso se le ha hecho a la hora de encontrar pareja, asumiendo que hombre y mujer se preocupan igual cuando no es así, precisamente.

Mujeres estresadas
Mujeres estresadas

En una cita de pareja, sobre todo la primera cita, la reacción masculina no es igual a la femenina. La chica es más vulnerable a sentirse angustiada, y le preocupa mucho el mantener una conversación con alguien del sexo opuesto. Las mujeres, lo pasan entonces peor que los hombres porque quieren impactar, necesitan encontrar de una vez a quien desean para pareja. Para encontrarse bien consigo mismas, se preocupan por la ropa que lucirán, el peinado, los accesorios y hasta en su manera de conversar.

En el hombre es otra la situación. Generalmente, les da igual cómo sea la chica porque lo de ellos es encontrar a alguien con quien sentirse bien y si no funciona, se vuelve a intentar, así simplemente.  Es la vida para ellos. El solo hecho de saber que alguien va la cita, solo les  preocupa al pensar si tendrá los pechos o el culo grande, y para nada les interesa si va sexy, bien peinada, o si es inteligente. Salvo el caso de que sea una cita para matrimonio, es que pensará con más seriedad ese encuentro novedoso.

 

La gran mentira femenina es la que asegura que comenzará una dieta el lunes, y yo me pregunto, ¿por qué las chicas prefieren esperar un día de comienzo de actividades semanales si para iniciarlas solo se necesita voluntad, sea el día que sea?

Por muchas vueltas que le di en mi cabeza a esta decisión que he escuchado a mis novias, mis amigas, mis hermanas y hasta a la madre de mi mejor amigo, no me quedó otra que llegar a una conclusión, «las mujeres son y serán siempre indecisas». Al poner sus deseos de lucir guapas y estar a la moda con sus cuerpos, en segunda opción, han dado prioridad a otras de sus muchas verdades que salen al descubierto.

La dieta empieza el lunes
La dieta empieza el lunes

Dejan la dieta para el lunes porque:

El fin de semana se van de marcha y no pararán de beber y de comer a sus antojos, el enemigo público de las dietas.

Ya tienen comprada su ropa para lucir esos días, si comienzan las dietas adelgazarían en 72 horas horas una onza y ya el vestido no les quedará tan ceñido para lucir su culo, ni sus senos se mostrarán firmes con el escote escogido.

– Tienen que aceptar todas las invitaciones que les hagan sin pensarlo dos veces, y en ellas entran las cenas de sus citas ocasionales previstas para el fin de semana. A ningún hombre le agrada que su cita le diga el primer día que se conocen que solo come una ligera ensalada, o un espárrago relleno de anchoa, no es glamoroso para ella y para él es inconcebible, cuando prefiere un filete a la boloñesa.

– El rostro de las chicas en cuanto comienzan la dieta luce sus efectos: ojeras, alguna arruguita en la barbilla, patas de gallina cerca de los ojos y mirada vacía, ¡no es para menos, comer solo espárragos y beber té verde no puede sacar sonrisas en el rostro!, condición que va fatal en las chicas acostumbradas a ligar los fines de semana.

 

Se adelantó la primavera y la ropa que tienes en el armario está diseñada para unos días más invernales. Y para colmo, te llamó ese chico que tanto te gusta para darte una cita. Perfecto, dijiste de momento, ya deseabas que fuera tu pareja aunque fuera por un día, pero al pensarlo dos veces llega la duda, «¿qué me pongo para estar bien atractiva, sin desempolvar la ropa guardada?» si no encuentras ninguna cita que te enamora prueba a buscar en fuegodevida.

No desesperes, siempre hay solución. Escoge entre estos consejos para que encuentres tu combinación acertada.

Look para tu cita en fuegodevida
Look para tu cita en fuegodevida

Comencemos por la parte superior:

– Un jersey de cuello redondo o plano luce fabuloso con un collar pequeño.

– Una blusa de mangas que deje ver por debajo el cuello alto de un jersey, se acompaña con maxi collar.

– Para una salida más informal, una vaquera queda perfecta con cualquier prenda que elijas. Esta prenda no debe quedar guardada durante el invierno, aunque sea más de primavera y otoño. Acompaña muy bien en diferentes versiones.

– Una blusa con motivos étnicos combina perfectamente con pantalones de pitillo o con los de corte recto. También con faldas, si las tienes a mano.

Para la parte de abajo, elige entre pantalón o falda. Cualquiera de las versiones anteriores las puedes combinar con faldas lápiz o cortas, también con vaqueros o pantalones de distintas texturas.

No olvides los collares, que combinarás según la prenda que lleves, los pendientes, y los bolsos. Elige mejor una bandolera, te veras formal o informal, según la ropa, es una de las ventajas de este tipo de bolso. Además, puedes llevar dentro sin que sea problema un preservativo, cosmética para tus retoques y un frasquito de perfume.

Para los pies, como estamos en un cruce entre invierno y primavera, va bien todo: botas, botinas o bailarinas. El toque sexy lo logras con cualquiera de estos zapatos, solo te propongo mirarte bien al espejo para descubrir el perfecto.

Lamentablemente, nos equivocamos a menudo por lo que decimos o hacemos y al llegar a la casa nos martiriza eso que acaba de suceder en nuestras vidas. Por supuesto, nos sentimos mal porque sabemos que no fuimos lo suficientemente inteligente con nuestra actitud. ¿Te ha sucedido a ti?

“¿Por qué dije eso?”, «¿por qué no me fui antes de tiempo?», «debía haber callado» y otras preguntas atacan el pensamiento y no te permiten continuar la vida con tranquilidad. Llega el momento del análisis, solo que un poco tarde.

Primera cita
Primera cita

Sin embargo, si nos mostramos tal cual somos y ponemos todo nuestro esfuerzo en cambiar nuestra inmadurez social, podemos hacerle frente.

Guardar silencio. La lengua se disloca y habla de más cuando debiéramos callar o ser muy discreta con lo que decimos. Ocurre mucho en las primeras citas, un motivo por el que los chicos se espantan porque las mujeres sueltas de palabra no son las más atractivas. Si tienes esta tendencia a conversar sin parar y a decir aquello que no debes, toma una tizana de pasiflora o tila antes de salir, es muy positivo controlarnos ante los demás.

Decir no. Es uno de los grandes problemas entre las chicas de hoy, dejarse llevar por los demás y aunque no deseen algo, se sienten arrastradas y aceptan, sin querer, lo que las perjudica. Ocurre mucho en los grupos de amigos cuando salen de marcha y la bebida va en exceso, incluso algunos llegan a probar la droga sin querer y caen en adicciones por su falta de voluntad. Lo mismo ocurre con el sexo, si un chico que acabas de conocer te agrada y te invita a la cama, no siempre tienes que aceptarle. Muchas veces es mejor dejar para una futura cita la intimidad. Al pasar unos días, el deseo se dispara más y tienes más tiempo para desearle o arrepentirte de una cita sexual.

Diciembre se carga de emociones y una de las esperadas es la cena de la empresa. No siempre será una cena, puede ser una fiesta o un cóctel, pero sea una u otra manera, esta actividad con tu jefe y con los compañeros de trabajo sigue un protocolo que quien lo salta, está casi a punto de marcar su imagen para siempre y no de la mejor manera.

ligar en las cenas
Cenas de empresa

Como muchos no vemos envueltos en este acontecimiento muy importante para todos, es provechoso seguir algunas reglas necesarias para no caer en errores.

La ropa

Quizás te prepares más para este evento que para una cita y no es para menos. No solo te verán tus colegas arreglada con un look formal y quieres dar buena impresión, sino que también tu jefe notará tu arreglo personal. El consejo es que vistas elegante pero de manera discreta, no trates de llamar demasiado la atención, a las que lo hacen la recuerdan siempre y no precisamente por guapa.

Relaciones personales

Estos encuentros son organizados, precisamente, para que haya camaradería entre los que laboran en una misma empresa y apenas se ven en el día a día. Es momento de conversar sobre la familia, viajes de vacaciones, aficiones, pero nunca será el momento ni el lugar para cotillear sobre los que te rodean. Tu mirada te delatará, tus gestos también y el jefe no estará ajeno a nada de esto. Si conoce tus intenciones desestabilizadoras del ambiente, estarás en la lista negra, no lo olvides. Debes ser amable y profesional.

Ligar

Aunque te guste mucho un chico que trabaja cerca de ti, evita por todos los medios que sea en esta cena de la empresa donde decidas ligarlo. Ni siquiera trates de llamar su atención en medio de los demás, porque aunque tú no te percates, los demás sí se darán cuenta de que estás en medio de un tonteo y los rumores después de la fiesta te tendrán como protagonista. ¿Qué puedes hacer? Conversar sencillamente con él si se da la oportunidad , demostrar que eres una chica inteligente y de buen carisma y si acaso quedan para verse luego, aceptar la invitación sutilmente y continuar conversando con el resto de los compañeros. Para nada te quedes pegada a él, resultarás molesta y ya sabes lo demás, tratará de evitarte porque seguro que él sí quiere conservar su buena imagen ante el resto.

2 1384

Al acudir a una cita, puedes llevar la mejor ropa escogida por ti o entre tus amigas,  lucir los más caros accesorios y llevar un pelazo que envidiaría cualquier diva, pero si no vas relajada y segura, de nada te servirán estos detalles. La fortaleza que irradie tu aspecto lo llevas en tu presencia y se complementa con la fuerza interior  que emane de ti.

El mejor consejo para que tu cita no sea un fracaso por tu agobio, es darte un baño de unos minutos para que tu mente esté serena y puedas luego activar tus energías una vez renovadas.

El primer consejo es llenar la bañera con una temperatura agradable pues ahora en otoño viene muy bien el agua tibia. Recuerda que vas a sumergirte y a olvidarte de todo, por eso, la temperatura debe ser muy agradable para ti.

A continuación, enciende algunas velas en un lugar que te proporcione bienestar, no tienes que imitar las escenas de las películas con bañeras rodeadas de velas de todo tipo y colores. Siempre que te sea agradable la atmósfera, estará bien.

Baño relajante
Baño relajante

Añade aceites hidratantes y perfumados al agua, son ideales para hidratar tu piel, al sentir el agua con esos ingredientes, el relajamiento llega por los poros a todo tu cuerpo.

Una vez dentro de la bañera y en esa atmósfera, cierra los ojos y trata de concentrate en la buena cita que tendrás. Es increíble cómo tu mente se despeja y se te ocurren ideas que tenías bloqueadas en tu cerebro pero que necesitas tener en cuenta en esa velada especial que te espera.

El tiempo para salir del agua puede ser de media hora a 15 minutos, estos bastan para el relajamiento total. Sécate con suavidad, siente cómo tu piel agradece ese contacto con el agua y con la fibra suave de la toalla, es un ritual muy favorecedor para llenarte de energía vital y sentirte sexy todo el día.

 

Las parejas eventuales u ocasionales viven más el sexo fuerte que las que mantienen una relación estable y las causas están bien fundamentadas. El tiempo es más breve para la relación sexual íntima, por lo tanto, hay que aprovecharlo con creces.

Cuando son parejas ocasionales, luego de alguna cita, un acuerdo por correo electrónico o llamadas entre móviles, la tensión es fuerte: se espera mucho de ese encuentro, hay que darlo todo, sin vergüenzas, sin límites, sin miedos. A veces, es el primer y último encuentro, ¿por qué entonces desperdiciar lo que tendremos a la mano para disfrutar de un buen sexo?

La lujuria, que no es más que la abundancia de lo que lleve a efecto, nos permite imaginar, tocar, acariciar, sentir, chupar, penetrar, y aumentar todos los placeres de la carne de la manera más explosiva posible. Para que sea más sensual, necesita que se den algunas situaciones imprescindibles a un mismo tiempo:  el deseo, el tiempo y pareja. Tanto hombres como mujeres desatan sus miedos cuando la lujuria se apodera de ellos y quieren disfrutar  más que todo, sin pensar en un mañana.

Lujuria en el sexo
Lujuria sexual

A veces, por muchos deseos que se tenga, el sexo no llega a ser ardiente como se ha fantaseado. Por suerte, algunos complementos como sugerencia te pueden ayudar si es que no has logrado intensificar el placer extremo contra esa rutina que a veces se apodera de la intimidad.

Variedad de lencería y ropa sexy. Es el primer aperitivo para comenzar el juego, cuando entra por la vista, todos los sentidos se ponen en guardia para lo que vendrá.

Accesorios sexuales. Bolas chinas, vibradores, anillos estimuladores y cuantos artilugios se adquieren en tiendas especializadas en sexo.

Curiosidad. Experimentar en el propio cuerpo lo que se siente, por eso, NO hay que frenarse al pedirle a la pareja lo que se desea que le haga, ya sea felación, amarres, vendaje en los ojos, masturbación, juegos sexuales, en fin, nada de temores. Ambos lo desean, ambos lo sienten. Por eso, ambos deben dejar los frenos y volcarse hacia la lujuria que sientan, ya que la lujuria tiene que vencer al pudor sexual.

La relación sexual que se disfruta al máximo siempre es inolvidable, no así las aburridas y frías. Toma nota de esta sentencia y desata tu lujuria en tu cita a ciegas y en tu encuentro sexual ocasional, es la única manera de sobrevivir.

 

 

Aunque están de moda los sobres como bolsos para las salidas de lujo y  las formales, hay que buscar bien uno para una cita que pueda servir de neceser,  porque al paso de las horas ya no estamos perfectamente arregladas. Saber qué necesitas llevar es fundamental para encontrarte agusto.

Neceser para una cita

Los maxisobres se llevan hoy y todas las marcas los ofrecen en diversos tonos y diseños. Elige el tuyo siempre que sepas que podrás llevar en él: un minicepillo, un espejo pequeño, maquillaje para retocarte, perfume, toallitas desmaquillantes, algún quitamanchas, crema para la piel de las manos, condones, y por supuesto, tu móvil y cartera. Nadie sabe cómo terminará la cita, por si acaso, no vayas desprovista de dinero

Si miras bien la lista, notarás que es extensa y seguro que te preguntas ¿necesito un maxibolso?. No tiene que ser precisamente un maxisobre a veces podemos llevar de todo en un espacio reducido, si lo preparas con tiempo todo cabe en lo que lleves como complemento.

Hay mujeres que desean lucir aún más sexy al paso de las horas y se atreven a cambiar el maquillaje. No es aconsejable que en una cita, sea con un desconocido o con el hombre con el que has tenido varias citas anteriores, decidas cambiar el maquillaje de tu rostro, el resultado es fatal. Ellos se percatan en seguida de que quieres lucir de varias maneras y por una parte, mostrarás que haces lo imposible por agradar y le estás dejando en bandeja de plata tu obsesivo interés.

Muéstrate lo más natural y relajada posible, si ves que no resulta, no pasa nada, no era tu día ni tu chico. Siempre habrá una segunda oportunidad para encontrar pareja en las páginas de contactos por Internet.

 

 

 

3 1163

El poco tiempo que tenemos actualmente para dedicarnos a nosotros, influye también en la búsqueda de pareja. Luego de beber varios litros de bebida y comer unos cuantos kilos de comida en citas que no conducen a nada, el tiempo se convierte en enemigo. Llega el momento de la cita exprés.

 

El mejor sistema para comprobar si una persona será de tu agrado, es la primera impresión. En las citas exprés, como su nombre lo indica, apenas hay tiempo para beber un café, es el tiempo suficiente para verle el rostro, cómo viste, cómo habla, y si te agrada, pueden concertar una cita con más tiempo. Si de primera impresión no te llega, no pasa nada, ni siquiera has perdido tiempo porque ha sido el tiempo justo para beber  el néctar negro, o una cerveza, da igual.

Las citas exprés son conocidas como speed dating y hoy por hoy son muy buscadas por las personas que buscan pareja pero su tiempo se les acorta mucho.

Otra solución para buscar pareja sin perder mucho tiempo en citas es acudir a las páginas de contacto como Fuego de Vida, mediante unos mensajes se puede valorar si esa persona podría ser tu ligue o si lo desechas porque algo no te agrada.