sexo

¡Qué puede desear más un hombre como no sea una mujer atractiva a su lado, quitarle la ropa y tener sexo con ella hasta el amanecer! Sí, es un gusto al que ninguno escapamos, pero una mujer guapa todos los días ¡también aburre!

Si no me creen, pregunten a mis amigos, mis vecinos, y conocerán todas las respuestas. A veces, simples detalles  o la ausencia de una mujer nos divierten más:

Fantasear: ¡Es la clave  para imaginar el orgasmo mejor guardado! Orgías, tríos, chicas besándose entre sí, ser solo actor visual de una relación bien picante entre varias parejas, atrevernos a las prácticas del masoquismo para disfrutar como nuestra pareja sufre y goza a la vez, todo esto y más logra mejores deseos para el sexo que una mujer guapa entre los brazos.

Lo prohibido: ¡He aquí otro puntillazo para lograr los mejores orgasmos! Si el sexo es con la chica prohibida, mejor aún: la compañera de trabajo, la amiga de la novia, la novia del amigo, la vecina, la canguro, la mujer del jefe, cualquiera de estas situaciones fascina al punto de lograr una relación sexual loca sin límites para el placer.

Sexo al aire libre: Una chica guapa, al estilo de esas divas que aparecen en internet y en las revistas, te deja alucinando, es cierto, pero así te la imaginas desnudándose con calma, con lencería sexy, en una habitación de lujo porque ellas mismas son un lujazo, sí, esto mola y mucho. Y también mola, y hasta mucho más, la chica corriente con que nos podemos enrollar para llevarla a la playa y tener sexo en al arena, en el agua, o llevarla a la terraza en la tarde de otoño para gozar del sexo al aire libre fresquito y calentarnos en un dos por tres, quitarse las ropas necesarias, poseerla mientras el ambiente te llena de placeres por el morbo del lugar.

Cita única en Fuego de vida: En esta página de contactos hay cientos de chicas que si bien no son tan guapas, sí son muy calientes y saben lo que quieren, además, saben qué dar al hombre para que todo sea intenso, picante, inolvidable. Descubre Fuego de vida real y deléitate.

 

Todos los que acudimos a las páginas de contacto para parejas como Fuego de vida sabemos qué buscamos: mucho cachondeo y parejas para gozar sin límites.

A pesar de que queremos ante todo mucha privacidad en nuestros perfiles, (¿quién lo pone en duda?), y cambiamos muchas cosas de nosotros en lo que escribimos, como el lugar de residencia, el físico, y otros detalles, sí queremos saber con sinceridad quién está detrás del perfil que hemos escogido para pareja.

Estas preguntas siempre nos asaltan:

¿Tendrá ese físico que asegura? ¿Vivirá en esta ciudad?

¿Es posible que me haya encontrado una persona tan maja con solo un clip?

¿Esa será de veras su edad?

¿Cuándo podré tenerle frente a frente?

Me muero por tenerle en cama, ¿por qué se da largas?

Cuando la relación va a más, la intriga, el misterio, el desconocimiento y todo lo que trae consigo un contacto por internet, que más ciega no puede ser, nos da mucho placer pero a la vez nos anima a saber más y más. Buscamos una frase, un detalle, un tema tratado, cualquier cosilla en cada mensaje que nos revele quién se esconde tras un perfil.

A veces, es tan intrigante conocerle, que ni siquiera somos capaces de descifrar el sexo de ese rostro oculto, que no conocemos, pero queremos saber a toda costa.

Cada mensaje nos trae un nuevo estímulo, nos encanta, nos obsesiona, y nos lleva paso a paso al encuentro final. Sí, amigos, esto es lo que queremos, nosotros nos escondemos tras una fachada preparada de antemano para no dar datos reales aunque sí creíbles, pero, por otro lado, dudamos de quién pueda ser en realidad. Nos imaginamos, averiguamos y mantenemos la chispa mágica de la relación.

Solo hay que tener en cuenta algo, ¿realmente quieres saber quién está detrás de un nombre? ¿Acaso no te sientes en las nubes con este contacto? ¿Por qué no dejar que todo siga así, hasta ver a dónde llega y materializan el encuentro? Si al principio tratas de conocer bien tu pareja y resulta no ser cómo la imaginaste, te verás completamente frustrado/a.

¿Quién se esconde tras un perfil¿ ¿Realmente quieres saberlo?

 

 

Para mantener a un hombre a tu lado, no basta con que seas una chica limpia, moderna, guapa,  divertida y tengas más dinero que él. Lo único que los mantiene contigo es el sexo que le des cada día.

El problema está precisamente en eso, al principio, fuisteis caliente, le entusiasmaban tus juegos sexuales y todo iba perfecto. El tiempo pasó y ya ves la relación normal, sin esfuerzos. Grave error, cariño, es ahora cuando tienes que sacar tu mejor lado, porque la novedad siempre es motivo de impacto, lo cotidiano logra el efecto contrario, separa a la pareja.

Sé que te cuesta trabajo ahora ser más fogosa, es lógico, ya es lo mismo, pero piensa, reflexiona, si no lo hacéis vos  lo hará otra y quedarás en el camino. En esto no hay truco, todas sabemos lo que hay que hacer, sexo y más sexo, ¿cómo lograrlo? Acude a tus fantasías.

Piensa con mucho cuidado, ¿qué ideas te excitan más?  Te daré algunas ideas: sexo con los ojos vendados, sexo con las manos atadas y sexo con dos en la cama, ¿te dicen algo? Ve pensando e imagina una relación homosexual con otra chica, o una orgía bien nutrida, desnudarte en la playa ante todos, follar en el parking o masturbarte en un vídeo para tus amigos.

Otra de las fantasías sexuales que más excitan es el de infidelidad, con un amigo, con su hermano y hasta con su padre, que hay cada papás por ahí que están más guapos que los hijos.

Prepara tus condiciones mentales para la hora de irte a la cama. Anímate y piensa en el sexo que tendrás con él, pues si te dejas llevar por los problemas, estos  se van a la cama contigo y tu vagina ni se entera de que hay un hombre a tu lado. Tienes que pensar en el sexo, prepararte para el sexo, solo así volverás a ser una chica caliente en la cama.

Las chicas coquetas son activas y divertidas, a los hombres nos encantan porque dejan tras sí una estela de pasión que nadie resiste. Yo soy uno de ellos, las busco, las excito para que sean más picantonas, ¡molan!

En discotecas es donde más encuentro a estas chicas. ¿Sabes cómo las reconozco? No es secreto para nadie, pero te aseguro que me ponen el pene duro con solo sentirlas cerca. Aunque otros chicos las identifican por sus miradas, yo las descubro por más: se pegan a mí y me dejan ver la entrada de sus tetas, cruzan las piernas para que vea que no lleva bragas, ¿o sí?, bueno, eso lo descubro después. Si bailo con ellas se pegan como una babosa, ¡guao, me levantan todo el ánimo!, y si estamos sentados, buscan pegar sus muslos a los míos.

Señales eróticas no les faltan a estas chicas calentonas que insinúan que quieren cama conmigo.  El problema está en que no hay cama cerca y tengo que resolver rapidito el sexo con ellas en un jardín, un rincón, el trastero, o donde sea.

Es entonces cuando descubro lo sensacional, ¡cómo se ponen cuando entran en el coqueteo conmigo! En seguida que llego a ellas a un rinconcito apartado descubro:

– Está excitada, se mueve mucho, se pone nerviosa, acelera su paso, ¡buena señal de que quiere llegar ya al sexo de una vez!

– Al tocarle las tetas las tiene duras, firmes y sus pezones parecen puntas de hierro, ¡guao, que gustazo!

– Al llegar a su vagina, descubro que no necesita nada más para excitarse, la tiene mojadita y calentita, lista para colocar mi pene y llegar al orgasmo sin más ni más.

Cuando te encuentres con estas chicas en fiestas, en la playa, la discoteca y hasta como compañera de asiento en el tren, ya sabes, está loquita por llegar a todo contigo, utiliza tu mano sin más ni más, el sexo ligh es un gustazo que no podemos desperdiciar jamás.

Conozco a muchas chicas desesperadas por encontrar una pareja, lo mismo porque necesitan a un hombre para el sexo que para tenerle a su lado en vacaciones, salidas con amigos y compensar los días de ocio.

Lamentablemente, los hombres para sexo aparecen con más facilidad, no así los que están dispuestos a compartir el día a día con las mujeres. El compromiso se ha convertido para ellos en un problema y los motivos que tienen son muchos. Para las que desean ese compromiso, los obstáculos que ponen los hombres son banales, ellas necesitan sentirse amadas y protegidas, lo demás no viene al caso en sus pensamientos.

Y ahí está el dilema, ellos que no y ellas que sí. Por eso muchas relaciones terminan casi tan pronto como empezaron y las chicas suman fracasos tras fracasos. Llega el momento en que, o se desesperan temiendo llegar a mayores sin encontrar su pareja, o deciden rechazar todo tipo de intento porque decidieron desistir. No podemos decidir cuándo ni dónde vamos a conocer a alguien con quien acabaremos pasando la vida, y las sorpresas llegan cuando menos lo esperamos, entonces, ¿vale la pena obsesionarnos con esa búsqueda?

Muchas veces, muchísimas, encontramos la pareja cuando menos lo imaginamos, y no la hallamos cuando desesperamos buscándola. Pero como la casualidad se aleja y no queremos llegar a ancianas esperando que nos llegue, yo aconsejo a mis amigas que busquen una pareja en su día a día, bien, pero que vayan también a lo seguro en una página de contactos. En ellas, es muy difícil no encontrar a alguien, quizás tengamos que hacer varias pruebas, como intercambio de mensajes, citas, indagaciones, elecciones, todo vale, pero el 80% de los que acuden a estas páginas sí encuentran lo que desean. Vale la pena probar, cuesta poco y están al alcance de todas.

La experiencia excitante del sexo con los ojos vendados no deja lugar a dudas, mantiene altísimos los niveles de hormonas sexuales a toda altura, sin quitar ni poner nada más.

Solo necesitas que quieras enriquecer el contacto con algunos objetos para desplazar por la piel, como plumas, flecos, tiras de terciopelo o de lana, la pulpa de una fruta jugosa( plátano, fresas, o uvas).

Para lograr la mayor excitación, la caricia de esas superficies suaves por la piel se combinan con golpecillos un poco más picantes, para lo que puedes usar un cepillo o una naranja partida en dos. Los pezones son especialmente sensibles a los arañazos lentos y suaves, como mismo son sensibles para las superficies húmedas y suaves.

Otra de las maneras de lograr la excitación más ardiente con los ojos vendados de tu pareja, es rozarle la piel con besos o con esos pequeños objetos, pero hacerlo en el cuello, el abdomen, el interior de los dos senos, el interior de los muslos y recrearte un tiempo prolongado en esas zonas. Como su deseo es ir más allá, querrá a toda costa que acabes de llegar a los pezones y a su vagina, pero demorarás ese momento.

Con el paso de los minutos, la temperatura sube en ambos, pero debes mantener la calma y solo llegar a morderle los pechos y la vagina solo cuando ya casi estés a punto. Y para que no te tache de tener una relación sexual poco picante, hazle ver que la penetras solo cuando ella casi te lo pide, porque antes has gozado y le has hecho gozar como nadie.

A las mujeres se les conquista con un buen sexo, que para ellas se entiende con muchos preliminares y con la excitación en límites extremos.

Al entrar en una página de contactos como fuegodevida te encuentras con un reto incuestionable: desconoces qué y quién se esconde tras el perfil de la persona que escoges para pareja.

Indudablemente, no siempre tienes que creer lo que digan: «chico atlético, busco pareja para pasarlo bien, viajar, cenar, tener buen sexo…»¿realmente te dará lo que ofrece? Es lógico que el impacto de sus palabras te llegue en el mejor momento, ese que deseas precisamente todas esas virtudes y comienzas la relación. Pasadas unas semanas, estás esperando la invitación para ir a cenar, para sumergirte en las playas mediterráneas, para tener buen sexo y te sientes defraudada, “¿será que no le gusto lo suficiente?”, es tu pregunta constante.

Momentos amorosos
Contactos mujeres

Seamos realistas, miles de personas que buscan un contacto por páginas de contacto sí buscan la relación directa entre ambos, otros miles son personas que viven en lugares apartados, o tienen compromiso, o son impotentes sexuales, por citar solo algunos casos y necesitan en buen ambiente de una relación por contactos en la red para sentirse bien sexualmente.

Quizás tú no te encuentres en este caso, pero si eres de los que prefiere el contacto directo luego del intercambio de mensajes, aprovecha el morbo que te da esta relación y sigue buscando nuevas personas por esta vía porque seguro lo encontrarás. Mientras tanto, sé positiva y alimenta tus deseos con estos encuentros virtuales que tanto gustan y busca lo positivo del encuentro, no desanimes a quien está del otro lado, que necesita mentir para encontrar a alguien con mantener vivos sus goces. Nunca olvides que tú también te puedes ver en este caso y necesitarás acudir a un buen perfil para captar quien te garantice las bondades de un buen sexo a través de las redes.

Solo pensando en el logro pleno de la relación sexual, excita a los dos miembros de la pareja, porque su éxito reside en la complicidad y comunicación de los dos. Cada uno debe expresar sus gustos, prioridades y preferencias sin miedo a pensar en que la relación vaya al fracaso.

Consejos para las relaciones sexuales
Consejos para las relaciones sexuales

Por otra parte, el hombre debe aprender a decir si no le apetece algo que se dé en la relación sexual , al igual que la mujer, porque solo así logra pasar bien esas horas, todo lo contrario ocurre cuando uno de los dos no está satisfecho con lo que suceda.

Un ejemplo muy preciso es cuando el hombre quiere hacer el sexo griego y la mujer no, le duele o no le gusta ser penetrada por detrás. O cuando la mujer le besa las tetillas al chico o le acaricia las glúteos, para algunos chicos estas son partes eróticas femeninas, aunque está comprobado de que también ellos sienten placer en estas zonas de su cuerpo.,

Los estereotipos sexuales que minan aún a muchas relaciones, hablan de que la inapetencia sexual es un problema exclusivo de la mujer, y no es así. La inapetencia o bajo deseo sexual afecta por igual a hombres y mujeres, que actualmente están sometidos al mismo ritmo de vida. Estereotipos que hacen que el hombre lleve a cabo el acto sexual aunque no tenga motivaciones, porque si no lo hace, pierde su hombría.

Tanto hombres y mujeres, tenemos momentos en que no respondemos sexualmente. Naturalmente, este periodo difiere de unas personas a otras, pero es un hecho que se da constantemente. El estrés, la ausencia del deseo, la poca atracción por esa pareja, son algunos de los motivos por los que no se desea llegar al coito. Por otro lado, cuando nos lanzamos al disfrute con todo, el sexo sale más excitante.

Lograr que en la pareja se mantenga vivo el fuego del deseo, es para algunos, cuestión de estrategias. Para otros, basta con mantener el amor, mientras que un grupo más juiciosos afirma que la relación sexual de calidad solo exige una actitud positiva de ambos a la hora del sexo.

Fuego de vida y pasión
Fuego de vida y pasión

Otra cosa que hay qye tener en cuenta es que para ir a la cama con la plenitud del deseo, se necesita que en la relación fuera de este horario la buena comunicación fluya perfectamente y hasta con dosis de seducción. Con estos ejemplos te puedes apoyar para que así sea para ti:

– Cuando están de compras, aprovecha algún momento para maliciosamente, rozarle allí donde más le gusta.

– Al arreglarse por la mañana para ir a su trabajo lo ves guapísimo, aprovecha para mirarle con mucho erotismo y toca alguna de sus partes, comenzará el día convencido de que tiene una chica lista pata cuando llegue la noche.

– Algunos días está tan estresado que no tiene ni cabeza ni tiempo para tener sexo. No le recrimines, solo hazle ver que estás ahí para cuando él lo desee, mientras, aprovecha para compensar su ausencia sexual y explora tu cuerpo, ensaya posturas, cuando esté listo de nuevo encontrará en ti una verdadera bomba sexual y se lo volverá a pensar si vuelve a estresarse.

– Pídele un masaje cuando llegues cansada del trabajo, pero no un masaje de terapeuta, sino uno que te acondicione el cuerpo y te haga gemir de placer.

– Aprovecha algunos temas de conversación entre ambos para dejarle caer algunos de tus deseos picantes, tiene que saber que te gusta el sexo y estás dispuesto a todo por pasar unas horas de máximo placer en la cama.

– Ponte guapa para andar por casa, viste prendas cómodas pero salvajemente seductoras, aunque estés haciendo la cama, una inclinación bien pronunciada del tronco hacioa adelante te saca más el trasero y lo provocas a mil.

0 704

Para saber cómo disfruta tu pareja en la cama, basta con reconocer las señales que te muestra con gestos, sin necesidad de  palabras. Las manos y su rostro dicen más que un extenso monólogo en el coito, además, tú sabes bien que las palabras no siempre son sinceras.

Una señal de que tu pareja está teniendo un momento bien condimentado en la cama, es la manera en que te acaricia. Si está tan excitado, que está teniendo dificultades para mantener las manos tranquilas, y realiza muchas caricias sobre tu cuerpo, ¡es lo máximo! Y ¿qué tal si te sonríe con esa sonrisa que parece sacada de una película del paraíso terrenal?

Fuego de vida
Fuego de vida

Con este detalle, te demuestra que le gustas y que sin dudas, se siente extasiado contigo, aprovecha y disfruta de esas caricias, y tú también hazle algo que le guste a él, acaricia su cuello, su pecho, su pene y deja que él haga mientras tú haces, es la verdadera pasión sexual dentro del coito para disfrutar de unos preliminares a punto de estallar en orgasmos.

Aprovecha entonces para sacar tu lado salvaje y dale lo que le gusta, que se ponga bien excitado, ya sabrás tú que le gusta más: que le hagas un recorrido con tu boca por todo su torso, que le hagas la felación, que te masturbes frente a él, que le pidas te taladre con toda su fuerza, en fin, escoge y goza, no desaproveches el momento para hacerle ver que en la cama, tú eres la que gobierna.

¿Qué dice tu chico mientras están follando? ¿Te dice que eres la leche, que se siente contigo genial porque lo haces muy bien? Amiga, has dado en el clavo, lo tienes comiendo a tus pies, no desperdicies ningún minuto y dale lo que le gusta, porque si te lo dice, es que de verdad eres buena o le llegas allí donde deseas.

Las chicas se ponen preciosas cuando van a una cita: se duchan más que nunca, se perfuman, se maquillan, se visten como la mejor, ¿y nosotros qué hacemos?

 A veces nos preocupamos un poco, pero mientras en la mente de ellas está el hecho visual del primer momento como lo más importante, en nosotros solo está la imagen de la cama, ella desnuda y nosotros sobre ellas. Total, que si tenemos la polla bien grande y gorda, o sabemos mamar bien, lo demás no importa para ellas. ¿Me equivoco, amigos, o no es así como pensamos de la cita?

Tengo razón en el 70% de los casos, y para los que aún creen que con ellas no importa tanto la presencia en una cita, les digo que se equivocan, para las chicas la presencia del hombre sí vale. El hombre también debe verse sexy para provocar el deseo en una mujer y para ello no se necesita más que una buena ducha, para que ese olor a limpio le salga por cada poro. Si a ello le añadimos un poco de perfume agradable, vamos mejor.

Citas fuego de vida
Citas fuego de vida

Esa imagen debe completarse con la ropa, también limpia, bien peinado, aunque hoy algunas se excitan un poco con el chico del pelo al aire y la barbita de tres días, pero una cosa es como lo ven en la calle y otra es ir a la cama con ellos.

Quitarse la ropa poco a poco, vale si la escena es de cariño y mola la situación morbosa y lenta, otras veces, la rapidez y el desespero hace que la ropa se vaya cuanto antes del cuerpo, pero si la cita lleva si su tiempo, ¿para qué apurarse? Tendríamos que mirar un poco de pelis eróticas, no pornográficas, para saber de qué va esto. Cuando el hombre se quita la ropa, debe quitársela despacio, con algo de ensayo,  nada de quedarse en  calcetines, porque entonces sí que se les acaba la pasión.

Como aún no te decides a ser una chica bien caliente en la cama, tienes que dejarte ya de  tantos  “peros” y comenzar a condimentar bien tu relación sexual. Tienes que crear y  dejarte llevar, porque, amiga, el tiempo avanza y todo va en constante desarrollo, no me digas que aún tu relación sexual es convencional porque ya esto es inadmisible.

Como lo que necesitas es saber que en el mundo otros han gozado, ¡y mucho!, mientras tú aún estás como niña recién nacida, te aconsejo leer un libro que te sacará todo lo que tienes escondido:

Las 1.001 fantasías eróticas y salvajes de la historia”, de Roser Amills.

carencia sexual fuegodevida

En sus páginas, el autor clasifica las fantasías de 1.000 personajes célebres de la historia, y son historias que te harán reflexionar sobre la relación sexual aburrida que llevas.

En este interesante y desenfadado libro, que es capaz de penetrar en los vivos momentos sensuales de personajes muy conocidos, se hace evidente que, en cuestiones de sexualidad, la imaginación es capaz de volar más alto que la realidad. Y como dice la autora: «cuantas más fantasías seamos capaces de comprender, mejor nos conoceremos.”

La lógica de este argumento nos indica que tiene razón, todo ya está inventado, solo tenemos que retomarlo, pero si lo desconocemos, es imposible llevarlo a cabo. Pues bien, ya no hay motivos para estar  desprovistos de ideas, en este libro hay nada menos que mil historias que puedes hacer tuyas con solo meterte en la piel de cada famoso mencionado.

 En este libro encontrarás temas como estos que te van a hacer saltar la piel nada más leerlos,  “Cultura y guiones insólitos para los juegos de seducción”,  “ Argumentos para liberar inhibiciones y gozar con “lo prohibido”: si ellos lo imaginaron…, ¿por qué tú no?»  y otros similares.

No solo esta lectura te servirá de entretenimiento y de conocimiento, sino que convencerá de que tú puedes también llevar la chispa sexual a tu relación.

Que Angeline Jolie haya atrapado con cadenas a Brat Pritt no extraña a muchos, en esa relación es evidente lo que funciona: la camaleónica Angeline sabe jugar sus cartas de la seducción y el buenazo de Brat acepta una personalidad más fuerte que la suya. “Pareja perfecta, feliz, unidos para siempre”, según algunos reporteros.

Otras parejas se convierten en efímeras presencias cuando al poco tiempo es notable el fracaso. Sus fans se  preguntan, ¿por qué se habrán separado? Les  veían adorables, guapos, felices, pero la noticia se hace eco en las redes y luego es inminente la ruptura.

Veamos por qué muchas famosas se separan y siguen en el mismo círculo con otra y otra pareja, es lo de nunca acabar. Primero pensemos en la vida de cada una de estas mujeres, ¿acaso piensas que es similar a la tuya?

Parejas de famosas
Parejas de famosas

Muchas horas de arreglo personal. El cabello de las famosas es igual que el tuyo, se encrespa, eriza sus puntas y necesitan horas de peluquería. Tratamientos, pelados, peinados, ¡uf!, a diario, ¿qué hombre soporta esto? Pero ahí no queda todo, ¿qué me dices del maquillaje? Aunque las veas con apariencia de «cara lavada», ni te lo creas, no es así como realmente se presentan en público, llevan muchas capas de cremas. Si van maquilladas, entonces se triplica el arreglo: pestañas postizas, maquillaje y todo lo que conoces. Sus rostros se ven perfectos, ¿cierto? Habría que verlas de verdad acabadas de levantar. Y he ahí otro problema que conduce a la separación,  «X se enamora de A porque le parece una mujer guapísima y cuando llevan horas dormidos y esa cara se despierta, ¿quién está a mi lado?, ¿es la misma A que conozco o me la cambiaron de madrugada?»

Ya te he dicho dos motivos: mucho tiempo para su arreglo  personal y un cambio total de imagen, ¿quieres conocer otros? Demasiadas giras si son actrices o cantantes, demasiados contactos con otros hombres peligro, los cuernos andan sueltos!, muchas son mujeres engreídas, con un carácter de mil demonios que piensan que se  merecen la joya de la corona y pretenden ser  más valiosas que sus parejas.

Si aún no te convences, este otro dato te será fulminante: hasta para tener sexo son diferentes. Entre paparazzis, guardaespaldas, sirvientes, dietas, botox, contratos, ensayos y galas, apenas tienen tiempo para mucho más.

Aún falta mucho por conocer el enigma de la eyaculación femenina, al punto de que si buscamos el nombre que debiéramos darle al líquido alcalino expulsado por la mujer durante el orgasmo, y que moja su vagina durante el coito, no lo encontramos. Se dice que es un fluido vaginal y así debemos llamarle.Algunos lo mencionan como eyaculación femenina.

Fluidos Vaginales
Fluidos Vaginales

Para el hombre, la palabra que designa su orgasmo es eyaculación, con la expulsión del semen y no hay otra manera de imaginarlo como no sea la conocida: pene erecto y expulsando un líquido espeso de color nacarado. Pero imaginar a la mujer en esa expulsión es menos conocida. Primero, por la ausencia de un nombre femenino para su orgasmo y segundo, porque hay mucha teoría y mucha variación en como se produce ese proceso.

Según dicen, algunas mujeres expulsan algunas gotas de ese fluido, mientras otras pueden expulsar la cantidad similar que contendría una taza de leche. Es imposible imaginar tanto pero incluso, se aconseja que se utilicen sábanas protectoras para el colchón y tener presente toallas para limpiar la vagina cuando la cantidad de su fluido es grande. También es bueno conocer que a más cantidad, más fluido será el líquido, al punto de tornarse casi transparente.

El hombre acostumbrado a tener sexo con mujeres de abundante humedad y secreción, no concibe que otra no sea igual, y lo mismo sucede en el caso contrario. No es de extrañar, son situaciones muy dispares pero parece que sí suceden.

Otra cosa son las escenas de sexo que muestra la pornografía donde se ven a mujeres expulsando cantidades enormes de líquido. Esas imágenes están manipuladas y el motivo es que el hombre quiere ver a una mujer chorrearse y se excita mucho más con esas vaginas expulsando gran cantidad de líquido viscoso, una situación que muchos especialistas tildan de anormal pero que el hombre común lo cree y lo necesita para estimular más sus deseos sexuales.

Una encuesta no basta para conocer qué agrada y qué no a un sexo determinado, y vamos a referirnos concretamente a los hombres. Hay que caracterizarlos por culturas, edades, modos de vida y otras circunstancias que favorezcan conocer una media. Como esto resulta más complicado, vamos a referirnos al prototipo de hombre urbano, moderno, que sea empresario, empleado u obrero donde coincidan sus preferencias femeninas.

gustos masculinos
Pareja feliz

Disponemos de estadísticas positivas que harían muy tedioso el referirnos a números. Vale entonces detenernos en las conclusiones valoradas por distintos especialistas entre los que cuentan psicólogos, sexólogos e investigadores.

En este resultado, valoramos sus intereses y la relación de ellos con el exo, punto cimero del interés masculino y al que le dan una prioridad clave. Los hombres, en su mayoría, desean para sentirse felices:

Sexo a cualquier hora. Esperar la noche a veces es tan fastidioso que llega a producir bajadas del entusiasmo. La relación sexual es mejor disfrutarla a la hora que sea. Si queires encontrar buen sexo en fuego de vida tendrás la oportunidad.

Entusiasmo. El hombre sin entusiasmo está perdido. Cualquier actividad que se proponga debe ir acompañada de un interés particular, emprendedor, toda acción que carezca de ello estará condenada al fracaso. El sexo, por supuesto, está en uno de los pilares de esta categoría.

Aventura. El riesgo emana una fuerza increíble para todo lo que se proponga el hombre. Está demostrado que al llevar cualquier acción a la categoría de aventura, demuestra resultados visibles para levantar su autoestima y su fuerza ante la vida. Las aventuras sexuales, cuando la pasión en pareja está baja o cuando es un soltero sin pretensiones de compromiso, favorecen la exploración, la pasión y los lleva a emociones de libido positivas para su calidad de vida.

Desnudos. sienten una preferencia especial por el nudismo, en sus cuerpos provoca una subida acelerada de la testosterona. En los cuerpos que aprecian visualmente, les sube mucho más, la excitación perniena es clave, y si el cuerpo de una mujer desnuda la tiene frente a sí, entonces, ya no hayotra solución que llegar al orgasmo. Aunque lo he dejado para último, el desnudo es hoy una de las principales necesidades gustativas del sexo masculino.