relajacion

0 981

El cansancio del día puede hacerte sentir una tensión nerviosa que provoca desagradable estados de ánimo. Aleja esa tensión con una serie de ejercicios que le harán mucho bien a tu cuerpo y a tu mente.

Mantente relajada. Los nervios siempre crispados propician siempre un mal carácter, las respuestas agrias, las actitudes y estados de ánimo irascibles que se suman al natural cansancio del día. Y al final te sientes hecha un desastre.

Aquí tienes unos ejercicios para cuando te sientas casi al borde de tus fuerzas. Siéntate en el suelo, con las piernas cruzadas y las muñecas también cruzadas sobre los tobillos. Inclínate ligeramente, doblando la cintura y sacando el pecho, y enseguida lleva tu cabeza hacia delante, de manera que percibas un tirón en los centros nerviosos de la base del espinazo.

Después comienza a hacer movimientos rotatorios de la cabeza y el cuello, comienza por el lado izquierdo, con la oreja lo más pegado posible al hombro y hacia atrás; lado derecho hacia delante… Repítelo cinco o seis veces y luego recomienza otra vez. Si esto lo incorporas a tu rutina diaria, en breve tiempo verás los resultados.

La vida moderna lleva a muchos a la ansiedad. Pero no es difícil evitarla, pues la solución la tienes al alcance de tus manos.

Consume una dieta saludable, come poco y variado. Si pasas de los 30 años, debes servirte en un plato de postre, en el caso de que lleves una vida sedentaria. Lleva una vida libre de exceso de sal y de azúcar y de sustancias tóxicas que son tan dañinas para la salud.

Trata de dormir diariamente ocho horas, así le das tiempo suficiente a tu cuerpo y a tu mente que descansen lo que necesitan. Haz ejercicios regularmente, camina a paso rápido cuando te sientas ansiosa.

Aprende técnicas de relajación como fantasías guiadas, relajación muscular progresiva, yoga, tai chi o meditación. Haz un balance entre las actividades recreativas y las responsabilidades. Se recomienda pasar algún tiempo con personas que sean de tu agrado.