excitación

Las chicas coquetas son activas y divertidas, a los hombres nos encantan porque dejan tras sí una estela de pasión que nadie resiste. Yo soy uno de ellos, las busco, las excito para que sean más picantonas, ¡molan!

En discotecas es donde más encuentro a estas chicas. ¿Sabes cómo las reconozco? No es secreto para nadie, pero te aseguro que me ponen el pene duro con solo sentirlas cerca. Aunque otros chicos las identifican por sus miradas, yo las descubro por más: se pegan a mí y me dejan ver la entrada de sus tetas, cruzan las piernas para que vea que no lleva bragas, ¿o sí?, bueno, eso lo descubro después. Si bailo con ellas se pegan como una babosa, ¡guao, me levantan todo el ánimo!, y si estamos sentados, buscan pegar sus muslos a los míos.

Señales eróticas no les faltan a estas chicas calentonas que insinúan que quieren cama conmigo.  El problema está en que no hay cama cerca y tengo que resolver rapidito el sexo con ellas en un jardín, un rincón, el trastero, o donde sea.

Es entonces cuando descubro lo sensacional, ¡cómo se ponen cuando entran en el coqueteo conmigo! En seguida que llego a ellas a un rinconcito apartado descubro:

– Está excitada, se mueve mucho, se pone nerviosa, acelera su paso, ¡buena señal de que quiere llegar ya al sexo de una vez!

– Al tocarle las tetas las tiene duras, firmes y sus pezones parecen puntas de hierro, ¡guao, que gustazo!

– Al llegar a su vagina, descubro que no necesita nada más para excitarse, la tiene mojadita y calentita, lista para colocar mi pene y llegar al orgasmo sin más ni más.

Cuando te encuentres con estas chicas en fiestas, en la playa, la discoteca y hasta como compañera de asiento en el tren, ya sabes, está loquita por llegar a todo contigo, utiliza tu mano sin más ni más, el sexo ligh es un gustazo que no podemos desperdiciar jamás.

La experiencia excitante del sexo con los ojos vendados no deja lugar a dudas, mantiene altísimos los niveles de hormonas sexuales a toda altura, sin quitar ni poner nada más.

Solo necesitas que quieras enriquecer el contacto con algunos objetos para desplazar por la piel, como plumas, flecos, tiras de terciopelo o de lana, la pulpa de una fruta jugosa( plátano, fresas, o uvas).

Para lograr la mayor excitación, la caricia de esas superficies suaves por la piel se combinan con golpecillos un poco más picantes, para lo que puedes usar un cepillo o una naranja partida en dos. Los pezones son especialmente sensibles a los arañazos lentos y suaves, como mismo son sensibles para las superficies húmedas y suaves.

Otra de las maneras de lograr la excitación más ardiente con los ojos vendados de tu pareja, es rozarle la piel con besos o con esos pequeños objetos, pero hacerlo en el cuello, el abdomen, el interior de los dos senos, el interior de los muslos y recrearte un tiempo prolongado en esas zonas. Como su deseo es ir más allá, querrá a toda costa que acabes de llegar a los pezones y a su vagina, pero demorarás ese momento.

Con el paso de los minutos, la temperatura sube en ambos, pero debes mantener la calma y solo llegar a morderle los pechos y la vagina solo cuando ya casi estés a punto. Y para que no te tache de tener una relación sexual poco picante, hazle ver que la penetras solo cuando ella casi te lo pide, porque antes has gozado y le has hecho gozar como nadie.

A las mujeres se les conquista con un buen sexo, que para ellas se entiende con muchos preliminares y con la excitación en límites extremos.

Para saber cómo calentar a tu chico en lugares públicos sin que te comprometas a verte mirada por otros, es mejor saber qué hacer y cómo, porque lo importante es calentarlo antes y que sepn de una vez que tú mandas en la relación: haces lo que quieres cuando quieres, ademása de confirmarle que él te gusta y le deseas.

Rozarle la bragueta: éste es uno de los mejores métodos de calentamiento para los hombres. Si le rozas de manera incidental aunque con malicia por supuesto, la bragueta, notarás de inmediato como se pone su pene. No lo pueden evitar. Las maneras de hacerlo dependen de tu habilidad y de tu atrevimiento. Te paras delante de él y deja que sea tu culo quien le roce. Es una de las caricias más picantes que le puedes hacer. Otra manera es cuando le rozas con tus caderas al pararte de lado, o le tocas con tus manos, lo mismo suavemente que con un apretoncito. ¡No lo pueden aguantar! Su bragueta se pone a reventar.

Calentar en público fuego de vida
Calentar en público fuego de vida

Lengua en la oreja. Da igual donde lo hagas, pero si disimulas decirle algo al oído y le suspiras, cumple un propósito comprobado, comienza a calentarse. Pero ve a más, penetra con tu lengua el orificio externo del oído, ¿sabes que de solo imaginarlo, nos calentamos? Así le ocurre a ellos, le despiertas en seguida su pene, y por supuesto, su apetito sexual, verás que lo pone a mil porque increíblemente, esta parte del cuerpo no solo cumple una función auditiva, sino que es capaz de trasmitir a todas las células del cuerpo la excitación. Durante el coito, es el refugio de muchos para calentar a la pareja y erotizar más sus placeres, si lo haces cuando estén en actividades sociales y no en la intimidad, la provocación aún es mayor.

 

La estimulación perfecta para una mujer son las caricias en sus pechos. Los senos de una mujer es la zona más atractiva y sensual para la mayoría de hombres. Son una zona erógena con multitud de terminaciones nerviosas las cuales permiten que la sensibilidad llegue a extremos impensables por el ser humano. Los senos de una mujer, si se manosean y tocan correctamente la pueden preparar para recibir el orgasmo.

Cuando te tocan los senos con ternura y sensualidad provoca que la líbido aumente sus niveles, incluso llegue a triplicarse. Son muchas las mujeres que se quejan de sus parejas porque no saben tocas los pechos, no saben provocar  placer  y sólo causan dolor.

 

 

Trucos para manipular sexualmente un pecho:

-Acarícialos durante un tiempo prolongado.

-La caricia debe ser muy sutil, delicada y suave. Cuanto más potencies estos cualidades más intensa será la caricia.

-Debes exteriorizar tus sentimientos. Demuestra que tocar los pechos a tu pareja te excita a ti también.

-Cuando tu chica ya está un poco más cachonda, puedes poco a poco  realizar caricias más duras incluso más rápidas.

Debes tener en cuenta que en el periodo de la menstruación los senos se vuelven más sensibles y cualquier caricia puede resultar desagradable.

A continuación os presentamos una postura ideal para hacer el amor y disfrutar los dos por igual. No es necesario poseer unas técnicas acrobáticas impresionantes pero sí cierta condición física.

El nombre de la postura es Fuego de Vida.

Sigue los pasos:

Ella: Siéntate en el borde de la mesa.

Él: Permanece frente a ella con las piernas levemente arqueadas.

Ella: Agárrate a su cuello y eleva las piernas por encimas de sus hombros.

Él: Aférrate a sus glúteos y empieza a moverte al ritmo que más os guste.

Las sensaciones que sentiréis en esta increíble postura os hará repetir la velada.

Posturas sexuales en Fuego de Vida
Fuego erótico, fuego de vida.

Conocí hace poco la anécdota de la conocida parada de Terol en mi pueblo, y como es curiosa y simpática, quiero contarla porque puede sucederle a cualquiera.

Terol era un fabricante de vino de un pueblo que prefiero omitir, y tenía por esposa a la Carmina,  manipuladora, fría, cotilla, y otras cosas más que se dan en algunas mujeres amargadas. Pero Terol era alegre, sociable y necesitaba vivir una pasión.

Así conoció a Maruja, una mujer muy linda que todos admiraban y comenzó el romance. Pero un día, no pudiendo aguantar los deseos de tener sexo, la invitó a su casa cuando su mujer iría a visitar amigas.

Todo iba de maravillas en aquel cuarto que solo conocía penas. caricias, cuerpos desnudos, mordidas, besos, y ya solo faltaba el mejor momento para llegar al orgasmo. Terol estaba con su pene en el mejor momento, y ya a punto de penetrar a Maruja, mientras la desnudez de ambos propiciaba más la excitación y pasó lo que pasó. De momento, se abrió la puerta y ahí  estaba la Carmina, desafiante, que se había olido algo y había inventado la visita a las amigas.

Lo sucedido, es de imaginar. Los gritos de los tres,  la Carmina golpeando el bello cuerpo de Maruja, Terol clamando calma pero, los nervios le jugaron una mala pasada y su pene quedó excitado. Y así fue lanzado a la calle por su esposa, junto a su amante para que todo el pueblo los viera en su pecado.

Nada más, solo que por una semana, Terol tuvo que sufrir la posición horizontal de su pene ante las burlas de todo el pueblo, y hasta llegó a ser ingresado en un hospital para tratar ese problema.

¡Ah!, y había olvidado que justo en la esquina de su casa, había una parada de autobús, desde entonces, y de esto hace 50 años, todos piden al chófer que les deje en la parada de Terol. Es de imaginar las risitas que siempre trae la solicitud de tal parada de autobús en su recorrido por el pueblo.

Tener el oído bien identificado con los placeres sexuales es una de las más excitantes manifestaciones eróticas de los humanos.

Es común que las parejas necesiten hablar durante su relación, pues al escuchar palabras cargadas de cariño se excitan y se muestran más unidas, pero hay otras formas de escucha para la excitación.

La jactitafilia es la excitación que se produce al relatar sus propias experiencias en el sexo, y escuchar su voz en el relato eleva mucho más la libido.

Se denomina agrexofilia cuando una persona se excita sabiendo que otros escuchan su relación sexual, ya sea en pareja o sola, por los gemidos que produce en su automanipulación del cuerpo.

Y entre otras, está muy de moda la erotofonofilia, que consiste en recibir sesiones de sexo a través del móvil, e incluso existen páginas de contacto que ofrecen es e servicio.

Las relaciones sexuales excitantes cuentan en estos tiempos con un ingrediente que vuelve loco a los hombres: dos mujeres acariciándose el cuerpo y besándose los labios.

Entre las muchas  fantasías sexuales que tienen ellos, ésta es una explosión de placer, formen ellos parte o no, de esa relación cariñosa entre dos mujeres. Ver a dos chicas besándose o teniendo relaciones termina con un exquisito estado de sensación sexual que a los hombres dispara de inmediato hacia al orgasmo, y es de la más visitadas en las redes pornográficas donde se ve esta escena.

Europa es uno de los continentes donde agrada a los hombres esta fantasía sexual, al igual que en América, y las chicas muchas veces no ven con desagrado complacerles a que se exciten, mientras ellas se manifiestan eróticamente con otra de su propio sexo. Sin embargo, a la inversa, el caso no es igual: las mujeres no se excitan mayoritariamente al ver a dos hombres desnudos acariciándose y besándose entre sí.

1 801

Si lo has probado todo o casi todo, lo que te hace falta ahora es probar tener sexo con los ojos tapados, y puedes estar seguro que los dos o los tres, van a sentir una sensación extrañísima que les llena de morbo.

El que no sepas a donde vas a dirigir tus manos, ni qué se pondrá ante tu boca ni cómo harán las posturas, además de elevar la excitación, produce situaciones humorísticas que les harán reír y disfrutar más de lo que está ocurriendo. La relación sexual necesita también de ese misterio, y de esa alegría que puedes lograr si nadie puede ver y sin embargo, están locos por hacer.

Las experiencias de quienes lo han vivido son muy agradables, pues hablan de cosas que nunca habían hecho, y de cómo hay quién se pierde, y se cae dela cama, o del sofá, o tropieza con muebles, en fin, es una manera de jugar un poco a que el orgasmo tenga otros incentivos que no había conocido.

¿Qué os parece chicos, se atreven a vendarse los ojos para tener sexo?

0 710

¿Sabes que el miedo es uno de los estímulos que hace que el organismo reaccione de miles de maneras diferentes? O parálisis o excitación, y a veces, lo menos pensado.

Esta reacción es una emoción caracterizada por un sentimiento intenso, que generalmente es algo muy desagradable, se refleja tanto en personas como en animales. Esto se produce antes la percepción de un peligro, ya sea real o no y constituye un mecanismo de supervivencia y de defensa para el individuo.

Cuando se tiene miedo, el cerebro envía un mensaje a las glándulas suprarrenales que son las situadas en las proximidades de los riñones y las que producen la adrenalina. Este aumento de adrenalina eleva a su vez el ritmo cardíaco; las pupilas se dilatan de manera que se ve mejor; las vías respiratorias se ensanchan, por lo que se respira más profundamente; los músculos reciben más sangre y se mueven mejor.

Gracias a la afluencia de adrenalina se puede llegar a ser muy fuertes durante un tiempo determinado: correr más rápido, saltar más lejos y desplazar cargas pesadas. Aun siendo personas débiles se desata una emoción de lucha, de huida y la evitación del dolor.


Son una forma excelente de hacer que el deseo aunmente: ya verás que tu pareja llegará a casa antes de lo normal. Enviale un sms por la mañana mientras trabaja o tiene alguna reunión, enviale un mensaje de lo más equívoco. Descríble  cómo vas vestida, lo que te apetece hacerle y lo que te gustaría que él te hiciera. Imagínate sus caricias y descríbele  el más mínimo detalle. Sus manos en tu cuerpo, tu boca sobre la suya: tu ya sabes qué es lo que más le excita ¡APROVÉCHALO! Si esta un poco soso, insistele un poco e imagínatelo excitando a tan sólo unos metros de la mesa de su jefe… Aproposito,  tu has de estar concentrada: evitando cualquier tipo de error de manipulación y cualquier incidente  del que te puedas  arrepentir, como equivocandote en el destinatario de los mensajes…