buen rollo

0 1174

La consigna de las parejas liberales es muy clara, “vive y deja vivir”. En las islas Baleares se da un fenómeno cultural cada verano que nada tiene que ver con los excesos de algunos jóvenes que se dan cita para diversión con todo tipo de excesos, me refiero a las parejas liberales que practican el swingers.

Son parejas que odian las normas y no se sienten aburridos ni desean buscar otra manera de sexo porque ya no hay nada en ellos, todo lo contrario. Son parejas que se aman y saben disfrutar juntos la vida en común lo que no les impide que sean liberales en su modo de pensar y de vida.

Algunas de estas parejas ya se conocen de años anteriores y se den cita en las Islas Baleares, donde lo mismo en Mallorca, en Ibiza o en Mahón, encuentran la efervescencia de la diversión.

Es preciso destacar que estas personas no son depravadas ni nada similar, sus intercambios de pareja para el sexo no lo hacen público. A veces, alquilan residencias entre varios de ellos o apartamentos que son los que les sirven para sus pasiones amorosas.

En estos intercambios están los tópicos que ellos buscan, lo mismo practican la bisexualidad que la heterosexualidad, según deseen, a veces es la atracción hacia el mismo sexo lo que les hace buscar estas parejas que comparten como ellos las mismas atracciones sexuales.

El buen rollo se establece en estas relaciones de tal manera, que en diversos momentos de las vacaciones, dedican su tiempo practicar senderismo, natación, surf, submarinismo, paseos en bicicletas, en fin, se vislumbra un mundo armónico y de empatía entre todos.

A estas parejas les caracteriza que no se separan y permanecen juntos, solo en ocasiones, mediante las relaciones sexuales de intercambio, es que deciden a veces cierta privacidad. Por supuesto, los integrantes de estos grupos  swingers, se llevan entre todos muy bien.

Muchos jóvenes en páginas de contacto prefieren tener relaciones con mujeres mayores que ellos, incluso, varios lustros. No es extraño ver que solicitan en sus perfiles “mujer madura”, y para tu sorpresa, encuentras que alguno te escribe y solicita relacionarse contigo.

Ante este mensaje quizás dudes, no se te había ocurrido entrar en un contacto similar. Sin embargo, ¿no crees que es mejor darte una oportunidad y probar a ver qué sucede? Nada pierdes con aceptar esa relación por medio de los contactos de la página y ver hasta dónde puedes llegar, ni te imaginas lo bien que lo pasarás.

Para que veas las ventajas que trae este ligoteo, lee y convéncete, ¡amiga, vale la pena probar!

Te sentirás mucho más guapa y confiada comunicándote con un hombre más joven. Los hombres más jóvenes tienden a ver la belleza en las mujeres mayores, y aprecian y aman sus defectos. Los hombres más jóvenes se sienten atraídos por la confianza que generas, te sabe más segura y con más experiencia en la vida.

Los mejores consejos
Los mejores consejos

Estos jóvenes dan más atención a una mujer que los hombres mayores, ¡seguro!, porque ellos son de esencia naturalmente juvenil. Un chico es más abierto a compartir sus sentimientos y afecto. Desde luego, hay hombres mayores que tratan a las mujeres maravillosamente también, pero los hombres más jóvenes en general aún tienen esa esperanza que viene con la juventud.

Disfruta hacer algo divertido y emocionante, porque el buen rollo con estos chicos está garantizado, tienen mejor sentido del humor, aprovechan el tiempo en muchas cosas, están ávidos de disfrute y no van solo a lo suyo como un hombre mayor. Quizás hasta sea tan comunicativo que te enganches por las noches con él sin tener fin, porque el tiempo ni lo sientes pasar.

3 1007

A los hombres les encanta que las mujeres sean positivas, que irradien seguridad y optimismo por los cuatro costados.

El lenguaje corporal influye mucho en esa apariencia. Caminar con el cuerpo recto, la vista al frente y el paso seguro, demuestra que eres una mujer fuerte y que contigo todo es posible. También al hablar demostramos quiénes somos y qué somos capaces de lograr.

Evita algunas palabras o frases que atenten contra ti. Entre estas se encuentran, podría ser, debería hacerlo, tal vez, y otras por el estilo. En vez de ofrecer duda o negación, afirma todas las veces que puedas, , como el tan usual no lo he pensado aún, que debieras decir, ya lo pensaré.

Las mujeres que conquistan más  a los hombres son estas que se muestran seguras de sí mismas y hablan en positivo porque  lucen más atractivas. Si quieres saber por qué, te digo el secreto:  el buen rollo impacta y contagia.