Abuso de analgésicos

1 1228

El ser humano actual es un alto consumidor de los analgésicos, se conoce que su uso y abuso indiscriminado y sus daños, comienzan desde la niñez. Como todos los fármacos, estos también tienen efectos adversos evidenciados.

Los analgésicos se encuentran entre los diez primeros medicamentos que producen mayor número de situaciones desfavorables, los más usados son la aspirina, la dipirona y el paracetamol. Sus efectos adversos son de diversa índole como las afecciones al sistema hematológico y digestivo. Los grupos de pacientes más afectados son las mujeres y los adultos jóvenes.

Las autoridades sanitarias a nivel global recomiendan vigilar el uso y abuso de los analgésicos consumiéndolos sólo con la anuencia del médico que realizará una prescripción razonada con el fin de disminuir los riesgos aprovechando los beneficios. Debido al abuso, muchas personas adquieren la migraña crónica, cuando, en realidad, el paso oportuno es acudir al médico en busca de la solución adecuada que conlleva a un estudio y tratamiento eficaces.

Los analgésicos cuentan con dos caras: la del beneficio, por su eficacia para aliviar; y la del riesgo, por las consecuencias indeseables al consumirlos. El secreto está en atenderse para prevenir la enfermedad, pero evitar, a toda costa, el consumo indiscriminado de los analgésicos, casi siempre a mano en el botiquín familiar. Usar el medicamento para tratar un dolor es sabio, pero para tratar siempre la misma molestia, es abusar del fármaco.

1 COMMENT

Leave a Reply